Batas blancas en La Estrella

Comparte

Yusimí Cabrales Quiala

Tras graduarse de médica, en julio de 2017, Yusimí Cabrales Quiala fue enviada a trabajar en el Consultorio del Médico de la Familia (CMF) de La Estrella, lugar en el firme de la Sierra Maestra, perteneciente al municipio de Buey Arriba, de la provincia de Granma, Cuba.

Como la flamante doctora reside en la ciudad de Bayamo, la capital granmense, al llegar por vez primera a la intramontana comunidad, distante 12 kilómetros de la cabecera municipal de Bey Arriba, “me sentí sorprendida, como que estaba aislada en otra parte del mundo, porque esta una zona bastante tranquila”, cuenta con una sonrisa inconclusa.

Con el pasar de los días y dedicarse a su misión de velar por la salud de los hombres, mujeres y niños del asentamiento, “me he ido acostumbrando poco a poco a la población, al entorno, al ambiente”, añade Yusimí.

Comunidad La Estrella

“La vida en la comunidad –prosigue- es simple. Las personas trabajan bastante en el campo, se comunican fácilmente, son agradables, buenas, tratables y muy sociales, a donde quiera que usted va ve a un campesino y aunque no lo conozca, le da la mano. Con ellas se trabaja a gusto”.

Aunque antes no había cabalgado ni en pony, la joven galena aprendió a montar a caballo y cuando algún lugareño le presta uno de esos preciados animales en el lomerío, “monto, porque tengo que hacer terreno en lugares lejos, montaña arriba”.

A unos 100 metros de su consultorio corre un arroyo de límpidas agua, pero hasta el momento de este diálogo con  Yusimí no se había bañado en él “porque soy asmática”, aclara, aunque no descarta que en el verano lo haga.

Odisa Soto Ponce, vecina de La Estrella, asevera: “Yusimí es muy buena, como persona y como doctora, visita a los pacientes cuando hace terreno, con muy buena forma. Hasta el momento, todo el mundo aquí tiene una buena opinión de ella”.

POR AMOR

Aleynis Garcés García
Aleynis Garcés García

Aleynis Garcés García también fue enviada a laborar en La estrella, al titularse de enfermera hace siete años.

Ella procedía del centro urbano de Buey Arriba y la ubicaron en la enfermería del internado de Educación Primaria Esteban Medina Gallardo, situado a unos 300 metros, en línea recta, del antes mencionado CMF.

“Vine a cumplir mi servicio social y al cumplirlo continué, hace dos años me casé aquí, tengo una casa y un niño que está en prescolar en esta escuela (Esteban Medina Gallardo) aquí. Los fines de semana voy a ver a mis padres”.

Aleynis tiene la enorme responsabilidad de velar por la salud de los 60 alumnos de las educaciones Prescolar, Primaria y Especial, nueve de ellos internos por vivir lejos de la institución, y de sus 29 trabajadores.

“A los estudiantes los llevo al Consultorio (del Médico de la Familia), a realizar labor educativa sobre los brotes de enfermedades más frecuentes, que en este momento es la conjuntivitis”, cuenta Aleynis

“Aquí en la escuela el colectivo me ha acogido bien”, enfatiza la enfermera a quien el amor de su esposo y de los educandos y educadores de la escuela donde se estrenó como sanitaria, le hizo brotar raíces en el montañés y apacible paraje.

ANTECEDENTES DEL MÉDICO Y LA ENFERMERIA DE LA FAMILIA EN LAS MONTAÑAS DE GRANMA

En el acto por el XXV aniversario de la firma de la Ley de Reforma Agraria, en 1984, efectuado en Yara,  el Comandante en Jefe, Fidel Castro expresó:

“… ya en el próximo año, en esta provincia de Granma un conjunto de comunidades campesinas van a tener el médico al lado, y esperamos que en el futuro no muy lejano cada comunidad campesina, aparte de los policlínicos, hospitales municipales, provinciales y nacionales, tendrá un médico al lado”.

El 22 de octubre de ese mismo año se inició en El Jíbaro, municipio de Bartolomé Masó, el plan del Médico (y la enfermera) de la Familia en la Sierra Maestra.

El primer grupo lo integraron 28 galenos, distribuidos en los municipios de Buey Arriba (5), Guisa (8), Bartolomé Masó (3), Media Luna (3), Pilón (8) y Jiguaní (1, en área urbana).

En ese entonces en La Estrella había un Puesto Médico que pasó al subsistema del Médico de la Familia (MF).

El programa del MF cubre desde hace varios toda la extensa zona montañosa de Granma (cerca del 25 por ciento de sus ocho mil 376,79 kilómetros cuadrados), con profesionales  como Yusimí Cabrales Quiala y Aleynis Garcés García, que velan por la salud de los más de 82 mil hombres, mujeres y niños que ella residen.

Orlando Fombellida Claro

Orlando Fombellida Claro. Licenciado en periodismo en Centro
Universitario de Holguín. Trabajó en el Semanario Antorcha, de Banes, y el periódico Ahora, de Holguín, se desempeñó como corresponsal del periódico Granma, en la provincia de igual nombre. Es redactor-reportero del periódico La Demajagua. Colabora habitualmente con CNC Digital y Cubaperiodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *