Crece nivel de agua embalsada en Granma, mayormente en el invierno

Comparte
Foto: Luis Carlos Palacios.

La demostración evidente del cambio climático está precisamente en un detalle que pudiera pasar inadvertido, disminuyen las lluvias en la temporada de junio a noviembre y se incrementan en el invierno.

Tal es así el asunto, que en los último años, los embalses de Granma quedaban al finalizar cada temporada muy por debajo de sus capacidades de almacenaje, poniendo en vilo planes, programas, proyectos y hasta consumo de agua, que claro está siempre ha de hacerse de manera responsable.

Este año que concluyó y con la influencia de los huracanes circundantes finalmente vimos los embalses crecer y los números incrementar, y antes de finalizar la temporada lluviosa tuvimos unos cinco embalses vertiendo, quizás por vez primera en los últimos años.

Lo que nos llama sinceramente la atención es que los frentes fríos han venido cargados de lluvia, que falta hacía para completar el llenado, pero igualmente negativa para una zafra que se retrasa, para un arroz que no es posible cosechar, para los tomates que se pierden. En fin, no todo es tan bueno, pero tampoco tan malo.

Hasta el amanecer de este miércoles los especialistas de recursos hidráulicos ponen en letra bonita que las presas de la provincia están al 91 por ciento de su capacidad de llenado, y siete de ellas al ciento por ciento de su capacidad, con vertimientos en Corojo, Paso Malo, Cilantro, Pedregales, Vicana, Bueycito, y la Derivadora de Vicana.

Nuestro mayor embalse Cauto el Paso, ha recibido un buen beneficio, y ya debe apreciarse como un pequeño mar en las llanuras del Cauto, con un 78 por ciento de almacenaje, que la ponen en una posición realmente cómoda para las entregas y compromisos a que responde.

Tan buenas noticias también llegan acompañadas de que otros embalses santiagueros, que tributan al Cauto, como La presa Carlos Manuel de Céspedes y Baraguá, también están al máximo de sus capacidades.

Beneficiadas igualmente están quedando las presas Guisa y Cautillo, esta última donde los volúmenes no siempre llenaban las expectativas de su capacidad de almacenaje, ahora al 97 por ciento de llenado.

Los embalses granmenses acumulan en estos momentos 859 millones de metros cúbicos de agua, el 91 por ciento de su capacidad, que es significativo pero que también llevará una buena administración para contar con ese preciado líquido el mayor tiempo posible.

Y al apreciar estos números, se hace puntual recordar que si no contáramos con esos acuíferos, quizás bien triste fuera nuestra historia.

Valga a la visión de futuro que nos legó Fidel, uno de los tantos proyectos hechos realidad: la Voluntad Hidráulica, que, en el transcurso de los años, se engrandece, consolida y demuestra su efectividad.

Marisela Presa Sagué

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Santiago de Cuba, Redactora Reportera de Prensa de CMKX Radio Bayamo, Cuba. Colaboradora habitual de CNC TV Granma. Residente en la ciudad de Bayamo, está interesada en la labor de las Redes Sociales y fue fundadora del Sitio Digital CMKX Radio Bayamo. Ha sido conductora y directora de programas informativos y entre sus temas predilectos están las ciencias, la política y los temas de gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *