Mi esquina caliente

Comparte
Alfredo Despaigne, mayor slugger cubano, consume su primer turno en el primer play off contra la selección de Matanzas, en la LVII Serie Nacional de Béisbol, en el estadio Victoria de Girón, en Matanzas, el 4 de enero de 2018. ACN FOTO/John VILA ACOSTA/sdl

En tiempos de pelota todos tenemos una esquina caliente. No es preciso sintonizar la radio o encender la televisión, la pelota es como Dios: está en todas partes.

Antes, cuando había árboles en el parque de Bayamo, daba gusto la sabrosa discusión que amenizaba las horas de la llamada Peña Roja, en que voces autorizadas y no autorizadas desplegaban todo un tratado entre científico y popular en torno a nuestro deporte nacional.

Pero no era ni es sólo en este lugar, porque bastan dos y una simple alusión para que se arme, como por arte de magia un caos fraterno, a veces mesurado, casi siempre subido de tono, donde la pasión se desborda, los ánimos hierven, todo sin árbitro ni moderador: cada cual arrebata la palabra de un zarpazo y con otro se la quitan.

Conste que no estoy criticando nada, ¡qué va! si a mí me encanta la pelota y desde mi ventana, también de vez en cuando meto un grito, y colaboro con ésta, mi esquina caliente, que este año tiene por sede la bodega del barrio, (frente por frente a mi ventana), lo que me da la ventaja de escuchar el punto de discusión, cuestión que cuando meta mi grito colaborador, sea para empeorar las cosas.

Lo curioso es que todos los miembros de mi esquina caliente son partidarios incondicionales de los Alazanes, así que es difícil entender por qué se la pasan discutiendo y sólo uno, se declara Industrialista, por lo cual y al ser la manzana de la discordia, es aporreado por todos y sentenciado por mi grito implacable: ¡¡¡Angelito… traidor!!!

Como todo en esta vida, hay a quien no le gusta la pelota o no la entiende, pero los que traemos todavía el areito en la sangre, sabemos lo que se disfruta en una buena discusión, una de esas suculentas, sazonadas con la picardía, el vocabulario y la impronta del cubano, apasionado y mal perdedor.

La serie está por concluir, los Alazanes esperan por su contrincante en la discusión del título, mientras, usted disfrute su propia Esquina Caliente, discuta, defienda a su equipo… porque este año el mío, “no pierde ni a las mordías.”

Gloria Guerrero Pereda

Realizadora y periodista de CNC TV Granma. Premio provincial por la Obra de la Vida Rubén Castillo Ramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *