Se mantiene el suspense, Granma todavía no tiene rival

Comparte
Sexto juego entre los equipos Industriales y Las Tunas, correspondiente a la semifinal de la LVII Serie Nacional de Béisbol, en el estadio Julio Antonio Mella, de la ciudad tunera, el 16 de enero de 2018. ACN FOTO/Yaciel PEÑA DE LA PEÑA/

Aunque muchos presagiaban que el retador de los Alazanes de Granma se definiría anoche, el terreno del estadio Julio Antonio Mella dictó sentencia: habrá séptimo juego entre Industriales y Las Tunas y tendremos que esperar por el determinante duelo de hoy.

Los Leñadores igualaron el play off semifinal (a tres victorias) frente a los Azules en un dramático partido, decidido en el octavo capítulo, en el que los locales marcaron cuatro carreras para llevarse el triunfo 6-3.

Fue una porfía en la que hubo de todo: desde el codiciado cuadrangular, decisiones controversiales de los directores, errores, batazos de “suerte” hasta una rara interferencia con la mano de un jugador que se deslizaba en segunda.

Esta vez el refuerzo pinareño Bladimir Baños se presentó mejor que en su actuación en el estadio Latinoamericano y logró contener a los Leones durante cinco episodios; pero en la sexta entrada, con dos outs y hombres en primera y segunda, se apareció el emergente Eriel Sánchez y puso arriba en el marcador a los suyos, que perdían 0-2.

Ese cuadrangular, que enmudeció las gradas, decretó la salida del box de Baños; sin embargo, no sentenció el destino de los tuneros, los que habían pisado dos veces el home gracias a tres errores de los capitalinos, que mal defendieron al zurdo Misael Villa, nuevamente con una encomiable actuación.

Villa lanzó siete innings; en el octavo fue recibido por un hit del veterano que juega como un niño Danel Castro, y ahí mismo Víctor Mesa, el polémico manager que ordenó toque de bola en el mismo primer capítulo, envío a la colina a Vladimir García.

El avileño sacó un out, mas toleró hit a la pradera derecha de Alexander Ayala que empató las acciones. Luego dio un pelotazo a Yunior Paumier y no pudo dominar a un hombre que apenas había pegado dos indiscutibles en todo el play off, Rafael Viñales; los Leñadores se iban arriba y convertían su estadio en un manicomio.

Las otras dos carreras de los triunfadores llegaron por intermedio de un hit de otro que apenas había pegado un sencillo en la serie, el antesalista Yordani Alarcón. Cualquier otro director tal vez hubiese mandado al cajón de bateo al zurdo Leonis Figueredo, quien había respondido en dos ocasiones anteriores con el Latinoamericano repleto.

La victoria fue a la cuenta de José Ángel García, quien para suerte suya y de todos los tuneros, permitió en el octavo rollo un largo hit de Alexander Mayeta con uno en circulación. En verdad la pelota no sobrepasó las cercas literalmente por un pelo. Hubiese sido un golpe psicológico demasiado contundente para los del hacha.

Pero el azar también forma parte del deporte, sino pregúntenle a Yolver Sánchez, quien tratando de romper un doble play, “trancó” con la mano la pelota del torpedero Ayala, que realizaba el tiro a primera para un doble play. Al final, fueron decretados los dos outs y él tuvo que salir del juego por el golpe.

Después de toda esta historia, la verdad será dicha esta noche y el ganador –que retará al campeón, Granma, – no dependerá de suerte alguna. De cualquier modo, los Alazanes jugarán el sábado, aunque nadie puede presagiar si en tierras capitalinas o en su vecina provincia de Las Tunas.

Osviel Castro

Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Corresponsal del periódico Juventud Rebelde en Granma. Colaborador en temas de deportivos de la CNC TV Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *