Presenta Acosta Dance místico espectáculo en Bayamo (+Fotos y video)

Comparte
Acosta Danza, Coreografía Fauno. Foto: Polina Koroleva.

La presentación de la nobel compañía cubana Acosta Dance, dirigida por el prestigioso bailarín Carlos Acosta, en el teatro Bayamo, fue la oportunidad perfecta para los bayameses de adentrarse en un mundo lleno de movimientos y espiritualidad. 

La coreografía más admirada por el público fue Twelve, de Jorge Crecis, ambientada por la música de Vincenzo Lamagna, pieza de danza-deporte que refleja un universo gráfico y matemático que pone a prueba la resistencia física y mental de 12 bailarines que tienen que hacer lo imposible para lograr lo imposible. 

Foto: Enrique Smith Soto

Twelve: Coreografía de Jorge Crecis, galardonada con el Premio Billanueva 2017. Es una pieza de danza-deporte, un universo regulado por complejas permutaciones matemáticas y gráficas, un riesgo real que pone a prueba la resistencia física y mental de 12 bailarines que tienen que hacer lo imposible para lograr lo imposible. Al ser incluida en el programa la compañía muestra la gama más amplia posible de espectáculos de danza en el escenario. Durante la coreografía el elenco demuestra su destreza atlética saltando, girando y bailando mientras lanza y agarra botellas de agua iluminadas como en un acto de malabarismo.

Otro de los momentos más aplaudidos fue la representación de Mermaid, del belga Sidi Larbi Cherkaoui, bailada por Carlos Acosta y la asombrosa Marta Ortega, dúo catalogado por la crítica como una “creación típicamente poética y cálida que exhibe a los dos bailarines con un efecto sorprendente”.   

Mermaid: Obra de Sidi Larbi Cherkaoui musicalizada por el destacado coreógrafo y  Woojae Park y música adicional de Erik Satie. Foto Manuel Vason.

De igual manera y no menos interesantes se mostraron las coreografías Fauno de Sidi Larbi Cherkaoui; Rooster, de Christopher Bruce y El salto de Nijinsky, de María Rovira.

La compañía con un poco más de dos años de creada ya se ha pulido en escenarios europeos y ahora se prueba en el oriente cubano. Se caracteriza por asumir una línea entre lo neoclásico y lo contemporáneo en un proceso de renovación, búsqueda y experimentación sin límites.

Los granmenses vieron un espectáculo variado, compuesto por obras ya probadas en escenarios internacionales, que al ser interpretadas por la familia que constituye Acosta Dance son una revelación nacional de erotismo, energía y danza. 

Fauno: Coreografía del belga Sidi Larbi Cherkaoui, música de Claude Debussy-Nitin Sawhney(música adicional). La pieza, un dúo para bailarín y bailarina, fue creada por encargo del teatro Sadler’s Wells de Londres para integrar la gala “En el espíritu de Diaghilev”, celebrada en octubre de 2009, en homenaje al centenario de los Ballets Rusos.

Rooster (Gallo): Coreografiada por Christopher Bruce y matizada por la música The Rolling Stones es una puesta alegre que logra contagiar al público con sus aires de diversión, juventud y conquista. Es la más extensa propuesta del programa propuesto por la compañía.

El salto de Nijinsky: coreografiado por la catalana María Rovira. Música de Javier Gamazo y Mark Álvarez. La puesta ensaya sobre una historia real del bailarín ruso Vatslav Nijinsky, experimenta los temores reales del famoso bailarín durante los últimos años de su vida.

Mermaid: Obra de Sidi Larbi Cherkaoui musicalizada por el destacado coreógrafo y  Woojae Park y música adicional de Erik Satie.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *