Micara hace historia en regata náutica San Petersburgo-La Habana

Comparte

La Habana, 1 mar (PL) El velero Micara, de bandera y tripulación cubanas, ancló hoy en el Club Náutico Internacional Ernest Hemingway, en el oeste de esta capital, como parte de la regata San Petersburgo-La Habana.

Luego de casi tres días de navegación, Micara -con sus tres tripulantes- arribó al destino y se convirtió en el primer bote cubano en completar la travesía desde Estados Unidos en una regata oficial, desde hace casi 60 años; sin duda, un momento histórico.

El comodoro del Club Hemingway, José Miguel Díaz Escrich, recibió a la embarcación en el muelle de la marina.

A bordo del velero Micara venían Fernando Cabrera Valle, presidente del Comité de Regata; José Felipe Recio Pando, contracomodoro; y Juan Pellón Rodríguez, marinero.

En la regata, la primera embarcación que llegó a La Habana fue la estadounidense Merlin, con 13 marineros.

Merlin partió el pasado día 26 desde el St. Petersburg Yacht Club, en la bahía de Tampa, Florida, y llegó en horas de la mañana de ayer miércoles al Club Náutico Internacional Ernest Hemingway, fundado por Escrich el 21 de mayo de 1992.

Aunque en principio se anunció la participación de 22 veleros, finalmente tomaron la partida un total de 20, de los cuales solo faltan dos por tocar tierra.

En el programa de la regata San Petersburgo-La Habana están previstas varias actividades, entre las cuales cuenta una parada náutica que llegará el sábado 3 de marzo, alrededor de las 11:00 horas, hasta la altura del Cristo, en el interior de la bahía de La Habana.

Una hora después de concluir esa parada, todas las embarcaciones involucradas se reunirán frente al Castillo del Morro, de La Habana.

Entonces, desde las 12 del mediodía, verá la luz la Regata Torréon de la Chorrera en el litoral habanero, la cual cubrirá el circuito Castillo del Morro-Tribuna Antimperialista-Castillo del Morro-Torreón de la Chorrera.

Este tipo de regatas -y otras competencias náuticas- se rescataron hace poco tiempo con motivo del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

Desde la fundación del Club Hemingway de Cuba, Escrich trabajó para revivir este histórico evento náutico, lo cual solo fue posible con el proceso de normalización de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

La Regata San Petersburgo-La Habana comenzó en 1930, siendo la primera entre EE.UU. y Cuba, y su última edición databa de 1959.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *