Robert, el inolvidable

Comparte
Foto tomada de Radio Bayamo

Un hombre delicado y presto a ayudar al prójimo conoció Isabel Labrada Villavicencio en abril de 1953, la noche siguiente de mudarse junto a su familia a una casa en la calle Juan Clemente Zenea de Bayamo.

La adolescente de solo 13 años no podía calar en su totalidad al señor alto, de ojos verdosos y rasgados y amplia frente que aparecía cada mañana con el periódico, comentaba sucesos culturales y sociales con su madre y regalaba libros.

Unos años después, Nenita, que así llamaban a la joven, conocería que su vecino Robert Arnaldo Paneque Soa es un líder revolucionario, fundador del movimiento 26 de julio en la Ciudad Monumento, incansable lector y comunicador radial desde su temprana juventud.

A Robert los periodistas de diversos medios dedicaron una mañana, a conocer de su vida y obra, como parte de las actividades por el Día de la Prensa en Granma. El espacio Tengo una historia que contar de la Delegación de jubilados y colaboradores organizó la cita, en el que hubo más de una treintena de participantes.

Desde su siempre oficio de barbero que desempeñaría por 45 años, Robert estableció una red de amigos y conocidos a los que involucró con las ideas de la ortodoxia, como antes lo había hecho con la asociación antimachadista Joven Cuba, que liderara Antonio Guiteras Holmes.

Conversador incansable, lo recuerdan Lucía y Altagracia Muñoz Maceo, con quienes compartió por igual la amistad familiar. De valor inigualable y capacidad organizativa lo recuerda Rafael Lapinell, compañero y pupilo de Robert en las cuestiones de la radio y de la lucha clandestina.

Pero Robert no estaba solo, también la participación como apoyo a sus ideas revolucionarias y su carisma estuvo siempre Lidia Fonseca Ramírez, de quién la hija de ambos Ana Lidia resaltó el amor y la fidelidad mutua de sus padres, así como la honradez a toda prueba de su progenitor.

Todo por Bayamo, asociación cívica fundada en la década de 1940 en la Ciudad Monumento, tuvo en Paneque a un promotor de acciones medulares para el sostenimiento de la actividad educativa, como la compra de locales para la permanencia de escuelas públicas y protestas ante injusticias de los desgobiernos que se sucedían.

De los riesgos que corrió por su militancia revolucionaria dieron fe Isabel Labrada y Rafael Lapinell. Dos esbirros se apostaban constantemente cerca de la barbería, cazando el momento oportuno de sorprenderlo a él y a sus colaboradores. Muchas veces fue preso y recibió amenazas de muerte y hasta un intento de asesinato en su propia casa.

En casa de Robert recibieron abrigo numerosos compañeros, unos escondidos de la vigilancia, otros para dejar importantes orientaciones y de paso en la organización del movimiento 26 de julio el maestro santiaguero Frank País García.

También visitaron al bayamés Celia Sánchez, Orlando Lara guerrillero, Manuel Hecheverría combatiente y expedicionario del Granma, Arístides Guerra mensajero del Che y Machaco Ameijeiras, este último dejó allí las copias impresas del alegato de defensa de Fidel Castro en el juicio por el asalto al cuartel Moncada, documento motivo de estudio en las células revolucionarias.

El humanismo de este ser especial fue resaltado en el amor a las plantas y los animales, y como nota curiosa leída una carta destinada a su esposa, donde da cuentas de la atención que prodiga a la gata, una felina que se coló en la casa un buen día.

Amante de la historia local, y celoso cuidador de lo bien hecho. Robert dejó su huella en el periódico La Demajagua, como antes en los diarios Atalaya bayamesa y El gallo bayamés de los que fue fundador.

Sagaz y analítico, profundo y sencillo a la vez fue Robert Paneque, un hombre del que no debemos olvidarnos nunca. La Upec en Granma tomará su nombre para instituir un concurso en su homenaje.

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *