Las pasiones de Ania, candidata a diputada 

Comparte
Ania Yelina Fernández Lara, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria en la Universidad de Granma y candidata a diputada al Parlamento cubano por el municipio montañoso de Buey Arriba, ofrece declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), en la ciudad de Bayamo, provincia Granma, 3 de marzo de 2018. ACN FOTO/Armando Ernesto CONTRERAS TAMAYO/sdlAnia Yelina Fernández Lara nació entre lomas en la comunidad de La Estrella, paraje de la Sierra Maestra, en el municipio granmense de Buey Arriba.

“Yo soy de allá, y siento tremendo orgullo por eso”, dice esta carismática joven de 23 años de edad, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria en la Universidad de Granma (UDG), miembro del Consejo Nacional de esa organización y candidata a diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

   Sus palabras salen como de un manantial en la serranía, con el encanto de la espontaneidad y lo natural.

   Asegura que no esperaba aparecer entre las candidatas, pues existieron más de 18 mil propuestas en todo el país, incluidas las de delegados a las Asambleas Provinciales.

   Hace un breve silencio y agrega que es una satisfacción pero también una responsabilidad enorme, y si resultara elegida tratará de ser consecuente en todo momento.

   “Esto constituye otro ejemplo de la confianza de la Revolución en las nuevas generaciones”, manifiesta con un tono especial en la voz.

   “Nosotros, los jóvenes, debemos prepararnos al máximo, ser incansables e impulsar muchos éxitos con fidelidad a las esencias de la nación”, expresa quien desde su etapa en la escuela primaria de La Estrella se ha desempeñado como dirigente estudiantil.

   Refiere que ser candidata por el municipio donde nació y creció es motivo de alegría y compromiso dobles.

   “Estoy consciente de lo importante de representar bien a los integrantes de la FEU y a los demás jóvenes, a los habitantes de Buey Arriba y a toda Granma”, añade quien se define como alguien muy humilde y sentimental.

   Resalta que un diputado o delegado debe pensar sobre todo en los demás, en los vecinos, en los compañeros de trabajo, en el barrio y en la sociedad, en contribuir al bienestar del pueblo, para impulsar éxitos colectivos.

   La conversación fluye con facilidad en uno de los locales de la sede de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en este oriental  territorio, aunque faltan muy pocos minutos para una reunión a la cual debe asistir.

   “Mi vida es siempre así, agitada, voy rápido de un lugar a otro, pero lo hago con satisfacción porque disfruto ser útil”, dice y mira de forma fija, como esperando otra pregunta.

   Sus respuestas son rápidas, las ideas salen llenas de luz, acompañas de un brillo singular en el rostro de esta joven que cursa el cuarto año de Ingeniería Industrial en la UDG y sueña con ser una buena profesional.

   A pesar de su corta edad, ya posee un listado grande de galardones y participaciones en eventos como el cuarto congreso nacional de la Organización de Pioneros José Martí, efectuado en La Habana, el cual vive en su mente, repleto de aprendizajes.

   Fue presidenta de colectivo en dos centros escolares de la Enseñanza Primaria, jefa de brigada en la Secundaria Básica, miembro de la presidencia provincial de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media en el preuniversitario y ha cumplido varias funciones en la FEU de la UDG y en su Consejo Nacional, incluidos los preparativos para reeditar la invasión de Oriente a Occidente en 2017, protagonizada esa vez por universitarios.

   Amante de las galleticas, el congrí y el helado que no sea de chocolate, Fernández Lara es también una apasionada por el teatro, por lo cual forma parte del Movimiento de Artistas Aficionados en la casa de altos estudios, con varios reconocimientos como actriz.

   Desde niña me gusta ese mundo, expresa y levanta la mirada, como si gracias a la memoria viera a la pequeña Ania durante matutinos y otras actividades en su infancia, cuando anhelaba subirse a un escenario.

   Esta joven, de estatura media y voz agradable, formó parte del proyecto grado 12, cuando cursó su duodécimo grado en la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba, donde luego comenzó a estudiar Química Pura, pero en el segundo año cambió para Ingeniería Industrial, y regresó a su provincia de origen.

   Asegura que nunca defraudará a las personas que confían en ella, y tratará de superarse siempre como ser humano, estudiante, profesional y dirigente.

   Radicada actualmente en Bayamo, Ania, la infante de La Estrella, comenta sobre su niñez cuando se bañaba en los ríos, pero no aprendió a subirse a los árboles.

   También habla sobre su amor hacia la FEU, organización juvenil más antigua del país, vinculada siempre a los procesos revolucionarios, y acerca de su noveno congreso, el cual debe efectuarse el próximo mes de julio.

   Tal vez cuando usted lea estos párrafos, aquella niña de las montañas, la adolescente amante de los libros y el arte, la joven dirigente y amable, esté en su aula, sumergida en la asignaturas, comparta en una actividad recreativa con sus amigos, sueñe despierta a favor de los demás o intercambie con pobladores de Granma, provincia a la cual ama.

Yasel Toledo Garnache

Yasel Toledo Garnache

Es egresado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. Miembro del ejecutivo de la UPEC en Granma. Ganador de la beca nacional de creación Caballo de coral, por el proyecto de libro de cuentos La Remodelación, y de otros concursos literarios. Corresponsal-Jefe de la Agencia Cubana de Noticias en Granma. Colaborador de las revistas Ventana Sur y Alma Máter, el suplemento La Campana y de sitios digitales como la AHS.cu, y CNC TV. Autor del blog Mira Joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *