Conozca algo más de Cautillo Merendero

Comparte

Por Caridad Rosales. 

Para bayameses y jiguaniceros, Cautillo Merendero  es sólo la comunidad  que limita a los dos municipios. Para los tuneros, holguineros y granmenses  que visitan a la provincia de Santiago de Cuba y viceversa, es el lugar  idóneo para hacer una parada, comer algo, descansar unos minutos y continuar el camino.

Así consideraba  este lugar,   hasta que la semana  pasada recorrí  sus  calles, conversé con sus pobladores y visité algunas de sus unidades.

Hoy mi opinión  es diferente. Su gente se abre paso ante las dificultades, trabaja, y obtiene logros significativos dignos de elogiar y de tomar como ejemplo para seguir adelante.

La población es atendida  en un consultorio médico y de la enfermera, que también hace las funciones  de consultorio de urgencia medica  para los más de 6 mil habitantes del Consejo Popular Cautillo, perteneciente al municipio de Jiguaní.

En esa instalación, no hay otra  estrategia que el  cumplimiento de los protocolos médicos para la atención a las madres y sus bebés y la responsabilidad compartida con la familia en el cuidado de la gestante.

Y esa es  la clave para los buenos resultados en el programa materno infantil. Este año no se han reportado muertes  en niños menores de un año ni en  embarazadas. Tampoco en niños con edad escolar.

Fotos. Caridad Rosales.

También  se hacen frecuentes las visitas de los especialistas, en esta ocasión  un endocrino, consultaba y daba  consejo a varios diabéticos. Una de las enfermedades que más afecta a los pobladores de esta  zona.

Otro logro es que la farmacia ubicada en la comunidad es la mejor del municipio de Jiguaní. Calidad y buen trato distinguen a sus trabajadoras,  siempre  con una sonrisa y una respuesta agradable para quienes buscan o compran  allí medicamentos.

Conversando con sus pobladores supe que la mayoría, se dedican a cultivar la tierra,   a la cría de  ovino, caprino, ganado vacuno y aviar. Otros laboran en  el combinado de Mármoles Manuel Hernández Osorio o como trabajadores  por cuenta propia.

Conocí que la escuela primaria de Cautillo Merendero lleva el nombre del integrante del Ejército Rebelde,   Emiliano Reyes  Gómez, quien cayó en  combate el   28 de octubre de 1958.

Conversar con los pobladores de la comunidad de Cautillo Merendero, me hizo comprender que  ellos  tienen esa idiosincrasia  que caracterizan a los cubanos, emprendedores, alegres, trabajadores, siempre buscando alternativas para seguir adelante.

 

Caridad Rosales Aguilera

Periodista y directora de programas radiales en CMKX Radio Bayamo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *