Confirman existencia en Granma de importante yacimiento arqueológico 

Comparte
El Dr. Ulises González Herrera, investigador del Instituto Cubano de Antropología, interviene en la conferencia de prensa sobre el proyecto Arqueología de prácticas mortuorias en sociedades aborígenes de bajos niveles productivos de Cuba, referida a la expedición arqueológica a playa de El Mango, en el municipio Río Cauto, provincia Granma, Cuba, el 25 de abril de 2018. ACN FOTO/Armando Ernesto CONTRERAS TAMAYO/ogm

En la vecindad de Playa El Mango, municipio granmense de Río Cauto se confirmó la existencia de uno de los más importantes yacimientos arqueológicos del Caribe Insular y el de mayor concentración de restos asociados a comunidades de bajos niveles productivos encontrados en Cuba.

Según explicó el Dr. Ulises González Herrera, líder del grupo de investigadores que labora en el área,  las piezas encontradas  datan del siglo XV. Se trata,  constataron los científicos de una civilización no avistada por los colonizadores europeos. Sus habitantes vivieron en áreas cercanas a grandes sistemas lagunares hace más de 2 mil años.

Los estudios realizados permiten conocer  hábitos alimentarios, paleo enfermedades,  tipos de rocas, especies de flora y fauna existentes en aquellos tiempos, localización de espacios funerarios y características anatómicas del grupo que no tuvo sistema de escritura.

Esta investigación, detalló González Herrera en intercambio  con riocautenses y la prensa,  aporta  resultados interesantes para esa parte de la  historia  nacional relacionada con la vida de asentamientos precolombinos; pues evidencias encontradas en el  lugar confirman que nuestros aborígenes no fueron solo cazadores, recolectores y pescadores, también prestaron atención a la agricultura.

El hallazgo del yacimiento , del que ahora conocemos su total magnitud, fue realizado en el año  1941 por el  médico manzanillero aficionado a la arqueología Bernardo Utset;  luego – en 1986-  el Instituto cubano  de Antropología realizó pesquisas  en la zona y cerca de tres décadas después el proyecto científico asociado al programa nacional de historia: Arqueología de prácticas mortuorias en sociedades aborígenes de bajos niveles productivos en Cuba,  comienza  acciones de prospección en El Mango.

Tras varias expediciones (2015, 2017 y 2018) se exhiben los resultados parciales que ahora salen a la luz.

Las labores de campo realizadas en el contexto  permitieron  encontrar  centenares de piezas entre las que destacan  restos óseos  humanos y animales, utensilios, herramientas, pendientes, pulseras y  collares elaborados en conchas, huesos y madera.

Los investigadores consideran que en la zona  existió  un ecosistema muy rico, con bosque de manglar y aves migratorias en tanto enfatizan en la importancia de educar a los pobladores en los principios de la conservación de los valores patrimoniales del lugar.

La magnitud de este hallazgo fue confirmada por un grupo de científicos, investigadores y especialistas asociados a importantes instituciones entre las que destacan el Instituto Nacional de Antropología, la Casa de la Nacionalidad Cubana y el Departamento de Arqueología de la universidad canadiense de Winnipeg.

Jacqueline Pérez

Graduada de Periodismo en la Universidad de Oriente. Actualmente periodista en CNC TV Granma y corresponsal nacional de cultura para el Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *