Zoológico en las montañas

Comparte
Foto: Diana Iglesias.

Dionisio Sicilia Rodríguez se desempeña como ayudante de albañilería en una brigada de construcción en su natal Buey Arriba, pero no puede desprenderse de su amor por la fauna cubana.  Cada mañana el reloj biológico ¨lo tira¨ a las cinco de la madrugada, pues antes de empuñar la pala e izar el cubo de albañil debe preparar el alimento para cerca de un centenar de animales de diversas especies.

El afecto por los animalitos le viene desde la niñez, cuando tenía alrededor de ocho años su abuela Ida Ester Antunez Yero,  fallecida hace un año, le complació permitiendo la crianza de  palomas y conejos.  Ahora  la tía Dania Sicilia Antúnez lo ayuda con el mismo amor, pues es en el patio familiar donde viven, crecen y se reproducen mascotas domésticas y otras no tanto.

Por eso estudió Técnico Medio en Medicina Veterinaria, y aunque no lo ejerce profesionalmente, no puede ni quiere desprenderse de la mayor pasión de su vida: los animales. Es frecuente que en las tardes o los fines de semana, los vecinos y amigos acudan a él para atender sus mascotas enfermas o pedir algún consejo preventivo.

Numerosas especies de aves están representadas en la pequeña área de cría, donde reina el orden y la pulcritud. Destaca el pavo real macho, acompañado de dos hembras de su clase. Parece que supiera ocurre la entrevista a su lado, abre la cola y la muestra con orgullo, mientras sus compañeras caminan distantes.

Procuro que cada animalito tenga su pareja o compañía, me dice Dionisio, y muestra con orgullo los periquitos, que en algún momento fueron mayoría y preferidos, pero requieren de alimentos especiales y no siempre llegan a tiempo por la asociación ornitológica, aunque reconoce que estos ayudan con los granos para sustentar esta especia tan admirada y codiciada.

Aparecen en escena faisanes, gallinas criollas y asiáticas, gallinas guineas, patos pequineses, palomas, cada familia en su corral o jaula debidamente independizada.  Comparten prioridades con cerdos, perros, chivos, gatos y una vaca.

Los criadores tienen  entre los reconocimientos, la categoría de Referencia Nacional por la agricultura urbana en el 2002, momento en el que le  prometieron ayuda con jaulas y otros recursos que aun no han llegado. Además merecieron el  Certificado  de candidato a Referencia Nacional como patio avícola en 2007 y Referencia Nacional de aves en 2008, pero hace dos años no lo visitan.

Para la alimentación de tan variada tropa se sirve de la recolección de semillas y del cultivo de la caña de azúcar y otras gramíneas y plantas proteicas. Es muy trabajoso pero se hace con placer. Los animales están acostumbrados a alimentarse dos veces al día, y aprovechamos para hacer la higiene.

Una jutia albina recién legada y una iguana que sabe la hora de la comida y no tiene paciencia, además de otro reptil: un pequeño cocodrilo, al que alimentan con vísceras de pollo y pescados, están entre los animales exóticos.

Todos son cuidados con el esmero de Dionisio y su tía, y el ojo amoroso de Lilian Susel Estrada Alvarez, la esposa.  Licenciada en biología en el 2011, lleva ocho años de relación sentimental, entre noviazgo y matrimonio y confiesa que los animales son un pretexto más para estar juntos, porque se aman desde que se conocen.

Por eso es que todo está como florecido, no se sienten hedores ni nada está fuera de lugar, porque el amor habita en esta casa y especialmente en el patio donde viven, crecen y se reproducen tantos y diferentes animales, sustentados con grandes esfuerzos.

Foto: Diana Iglesias.
Foto: Diana Iglesias.
Foto: Diana Iglesias.
Foto: Diana Iglesias.
Foto: Diana Iglesias.

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *