Continúa la vigilancia en Manzanillo por la crecida de los rios

Comparte
Río Jibacoa, Manzanillo
Río Jibacoa, Manzanillo

Aunque en el suroriental territorio granmense de Manzanillo hoy no llueve con intensidad como sucedieron durante los últimos días, en la actualidad se mantiene una constante vigilancia de los niveles de los ríos por la saturación de los suelos debido a la humedad y los escurrimientos de las zonas montañosas de municipios vecinos que hacen que crezca el cauce de los afluentes como el Jibacoa.

En uno de los reportes realizados por el periodista Carlos Manuel Gallardo en el telecentro municipal Golfovisión, se mostraba como por las precipitaciones ocurridas en los últimos días en Manzanillo y otros territorios de la provincia de Granma,  provocaron el desbordamiento del río Jibacoa, dejando incomunicada la comunidad rural de Secadero.

A causa de esta situación quedaron bajo agua grandes partes de las aéreas de pastoreo de ganado de la  Unidad de Flora y Fauna y la carretera que enlaza a la comunidad de San Francisco con la de Secadero quedando totalmente aislados ambos asentamientos poblacionales del municipio de Manzanillo.

Por tal situación se activó un grupo de respuesta rápida que integran miembros de  la Cruz Roja y el Gobierno en la Ciudad del Golfo de Guacanayabo para asistir a enfermos y embarazadas al otro lado del río que precisaron de atención médica, así como para garantizar los víveres y medicamentos de los 131 habitantes de esa comunidad rural ubicada a unos 12 kilómetros de la cabecera municipal.

Pobladores de Secadero refirieron a la prensa local que el nivel del río en esta área comenzó a subir desde el pasado miércoles por la sistematicidad en la ocurrencia de las precipitaciones en las áreas montañosas circundantes al lugar y la carencia de un embalse en esta zona de la geografía granmense.

El Consejo de Defensa Municipal mantiene estrecha vigilancia a situaciones como estas en otras partes del territorio como Cayo Espino, Jibacoa, y el Caño adentro, así como en los consejos populares Blanquizal-Vuelta del Caño y Sitio-Remate por ser zonas donde los afluentes crecen debido a las intensas precipitaciones y vertimientos de presas cercanas.

En estos momentos se mantiene también una estricta vigilancia sobre los ríos y presas en toda la provincia, puesto que continúa lloviendo en la mayoría de los  municipios. Lo más importante para las autoridades locales es la preservación de vidas humanas, por lo que se tomarán todas las medidas pertinentes cuando sea necesaria la evacuación y protección de los pobladores de estas comunidades.

Eliexer Peláez Pacheco

Periodista del Telecentro Golfovisión, en Manzanillo. Colaborador del sitio web www.cnctv.icrt.cu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *