¿Alazanes, monarcas por tercera vez?

Comparte
Integrantes del equipo de béisbol de Granma, actual Campeón Nacional, durante el entrenamiento para la final de la 57 Serie Nacional de Béisbol, en el estadio Julio Antonio Mella, en la ciudad de Las Tunas, el 19 de enero de 2018. ACN FOTO/Yaciel PEÑA DE LA PEÑA/sdl

Ya sabemos que hace unos días fue dado a conocer el equipo de Granma que a partir del 9 de agosto luchará por retener el título de campeón de la pelota en Cuba. Por cierto, la inauguración de la 58 Serie Nacional acontecerá en el estadio Mártires de Bardados con el choque entre los Alazanes y Las Tunas.

En esta ocasión, nuevamente bajo la égida de Carlos Martí, los titulares del país tendrán ocho novatos en su lista, un número que demuestra cierta renovación.

En la lista aparecen cuatro receptores, 11 jugadores de cuadro, ocho jardineros y 17 lanzadores. El capitán del conjunto será nuevamente Carlos Benítez.

En esta ocasión resalta la inclusión de cuatro enmascarados, algo que no es habitual en los combinados de este territorio.

Granma tendrá que ser otra vez, si quiere clasificar, una selección de “palos” y defensa, porque su pitcheo, aparentemente, no posee profundidad. Lo escribo porque a estas alturas ni siquiera están definidos los cuatro abridores, aunque se sabe que los veteranos Leandro Martínez y Yanier González serán los serpentineros de cabecera.

No podemos pasar por alto una ausencia considerable, la del manzanillero Carlos Santana, un pitcher que había ido madurando y se perfilaba como el cerrador del conjunto. Él causó baja porque debió someterse a una compleja operación oftalmológica y no podrá estar apto para esta serie.

¿Entonces, quién cerrará los partidos, algo tan importante en el béisbol moderno? Nadie lo sabe. Ese es el principal dolor de cabeza para el cuerpo de dirección de los Alazanes. Pudiera ser Erluis Blanco, de gran curva y una recta aceptable y quien ya posee experiencia en varios campeonatos cubanos como relevista. Claro, nunca como cerrador.

En esencia, es casi el mismo equipo que el año pasado consiguió uno de los seis boletos clasificatorios en la primera ronda, aunque esta vez sí estará desde el principio Roel Santos, bujía inspiradora de la selección.

Muchos se preguntan si Granma puede repetir el título de 2017 y 2018. En honor a la verdad, resulta difícil. Sin embargo, lo más importante será pasar el tramo de la clasificación….

Si el conjunto logra insertarse entre los seis primeros, entonces su candidatura a la corona crecería porque, además de los cinco refuerzos incorporados, se sumaría Lázaro Blanco, el mejor pitcher cubano del momento.

Ya en los play off también entraría Alfredo Despaigne junto a otros tres “importados”. Es decir, que la nómina actual de Granma recibiría diez atletas nuevos, que incluyen al más temible de los bateadores del país.

De modo que, reiterando una idea, lo más complicado será avanzar entre los seis de la punta. Después… después los Caballos podrán soñar con su tercer título, pero tendrán que ganarlo, por supuesto, en el terreno.

Osviel Castro

Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Corresponsal del periódico Juventud Rebelde en Granma. Colaborador en temas de deportivos de la CNC TV Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *