Presidente del Tribunal Regional de Sao Paulo sostiene dictamen de mantener a Lula preso

Comparte
Foto: Internet

El expresidente Lula da Silva, que cumple una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción, quedó en el medio de una incertidumbre judicial este domingo con órdenes y contraórdenes para su liberación que dejan a la nación brasileña en una confusión total.

La decisión del magistrado Carlos Eduardo Thomson Flores, se dió luego de que el togado del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4) Rogerio Favreto ordenara la libertad del expresidente brasileño, reportó Cubadebate.

«Determino el retorno de los autos al gabinete del juez João Pedro Gebran Neto, así como la manutención de la decisión proferida por él» de que Lula siga en la cárcel, señaló Thompson Flores.

Esa fue la respuesta del magistrado ante un pedido interpuesto por el Ministerio Público Federal (MPF) para suspender la decisión del juez Favreto, quien este domingo ordenó la libertad del líder del Partido de los Trabajadores (PT), encarcelado desde el 7 de abril pasado por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El ‘habeas corpus’ concedido por el juez guardia Favreto ocasionó una gran polémica y contó con la oposición de un segundo juez, João Gebran Neto, instructor del caso Lava Jato en segunda instancia, lo que abrió un pulso jurídico entre ambos magistrados.

A pesar de la decisión de Gebran Neto, Favreto insistió y ordenó en su último auto que Lula fuera puesto en libertad inmediatamente, pero la Policía Federal no actuó debido a la contradicción entre los autos de ambos jueces.

El presidente del TRF, no obstante, señaló que la decisión sobre la libertad de Lula es competencia del instructor de la Lava Jato y no del juez de guardia.

De esa forma, Thompson Flores puso fin, al menos de forma temporal, a un conflicto jurídico sobre la libertad del expresidente brasileño, quien deberá permanecer en la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde está arrestado desde hace tres meses.

Líderes se pronuncian en contra de la injusta medida 

«Un Tribunal de Porto Alegre aceptó habeas corpus y ordenó liberación de Lula, otro juez quiere mantenerlo en prisión, continuando con la injusticia. Lula no está solo ni política ni jurídicamente», expresó en Twitter el dignatario boliviano Evo Morales.

«Su delito es ser candidato ganador», añadió el jefe de Estado en referencia a las múltiples encuestas que apuntan a Lula como el gran favorito de cara a las elecciones presidenciales de octubre próximo.

Por su parte, la dirigente social argentina Milafro Sala, quien tiene más dos años privada de libertad, sostuvo que tanto en Brasil como en Argentina se ha impuesto la politización de la justicia.

La presidenta nacional del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, aseveró que Luiz Inácio Lula da Silva cumple hoy 94 días de prisión política en un Brasil que vive un verdadero caos institucional.

«Llegamos a una situación en que el país no tiene más seguridad jurídica; el sistema de justicia, totalmente sometido a (la operación anticorrupción) Lava Jato y al poder de la Red Globo, dejó de guiarse por la ley, por el derecho, por la Constitución y por la jerarquía de las instancias», sostuvo Hoffmann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *