Rusia 2018: la fiesta deportiva que cuenta lo que otros callaron (y callan)

Comparte

 

En los medios latinoamericanos, no es raro escuchar el asombro de los cronistas o hinchas que viajaron a Rusia 2018 por la amabilidad del pueblo anfitrión y la similaridad cultural en muchos aspectos. Al propiciar el contacto “sin intermediaciones”, el Mundial sirve para derribar mitos y prejuicios sobre el país organizador.

Así lo explicó a Sputnik Martín Baña, profesor de Historia Rusa en la Universidad de Buenos Aires (UBA), quien aseguró que “en general” se entendió a Rusia “como un lugar exótico, extraño y muy diferente de lo que podemos considerar como cultura occidental”, debido a “circunstancias históricas”.

Los miles de hinchas de la región que han cruzado el océano para alentar a su selección han quedado maravillados al encontrarse con ciudades modernas y vibrantes, habitadas por personas cálidas, dispuestas a dar una mano a los visitantes. En suma, una imagen que rompe con el concepto de los rusos como distantes y hostiles.

Los que no fueron, han podido disfrutar de emisiones televisivas que muestran las características de todas las ciudades sede, con visitas a puntos de interés panorámico y cultural y suscitando un interés hasta ahora inédito.

¿A qué se debe esto? Durante el siglo XIX, las crónicas de viajeros y diplomáticos solían dar “una descripción negativa de Rusia”, con el fin de “reafirmar la identidad europea” de sus autores. En el siglo siguiente, la Guerra Fría contribuyó a que desde Europa y EEUU se mostrara a Rusia y el resto de la Unión Soviética como “la encarnación del mal”, por representar al sistema comunista.

 

Tomado de sputnik

CNC TV Granma

Equipo de reporteros de la CNC Televisión Granma. Trabajamos para nuestra programación habitual y también para la versiones digitales de nuestro medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *