Siempre amé la enfermería

Comparte
Foto: Diana Iglesias.

Feliz y convencido de que escogió la profesión de su vida se siente hoy Yusniel Zamora Milán joven bayamés de 32 años de edad, de los que ha dedicado diez a la labor asistencial o de apoyo a esta en el Hospital General Universitario Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo.

Desde la sala de cirugía general donde labora  como enfermero fijo, estrena su título con nuevos bríos y la mirada puesta en iniciar la superación como Licenciado, meta que lo ilusiona y asegura lo preparará mucho más para atender a sus pacientes.

Yusniel al que muchos conocidos llaman con cariño Daniel, es de ágil cuerpo, nunca parece estar agotado por cerca que esté el horario de partir al  hogar en cada jornada de doce horas.

De su profesionalidad, respeto a la labor y compañeros da fe la Licenciada Yanelis Rodríguez García, compañera del turno. Yanelis cuenta que trabaja con Yusniel desde que comenzó como asistente de enfermería hace más de seis años y pidió encarecidamente que lo ubicaran como su compañero definitivo.

¨Es un joven maraviloso¨, asegura, ¨muy preocupado por los pacientes, y sobretodo buen compañero, con profundos sentimientos de humanidad, condicion indispensable para esta profesión, pues cuando una deja de sentir el dolor ajeno, es preferible que abandone¨.

En Yusniel se combina una personalidad admirable por la pulcritud de su aspecto, la disposición al trabajo, el cariño y lo sociable que es con pacientes, familiares y trabajadores del hospital al que le debe su realización profesional.

Y es que Yusniel no llegó enfermero al ¨Céspedes¨, si bien vino muy joven e inexperto, transitó por otros puestos los que hoy considera necesarios para aprender a valorar el trabajo de enfermería.

Fue no en ese orden, portero, ascensorista, lavandero de la institución sanitaria hasta que se hizo auxiliar de enfermería y aprovechó como algunos la oportunidad que da el Ministerio de Salud de superarse.

Si bien reconoce que no estuvo tempranamente encaminado a la sanidad, una corazonada  le indicaba que ese era su destino, aunque transitó por el estudio del cultivo del arroz, un aprendizaje que no desdeña y considera necesario y útil.

Pero la inexperiencia vuelve a jugarla mala pasada y no concreta los estudios en la escuela Batalla de Mal Tiempo en el municipio Yara y con ansias de trabajar acepta la oferta en el Hospital principal de la capital granmense hace ya diez años.

Aunque rotó por diversos servicios en su formación profesional confiesa que Cirugía es su preferido, no en valde la jefa de sala Licenciada Adelaida Cedeño solicitó la ubicación del estrenado técnico para sus filas.

Del servicio y de su compañeras dice Yusniel con orgullo: ¨mis compañeros son seres humanos y profesionales brillantes¨, ¨esta sala se destaca por la higiene, la organización y el buen trato del personal para los pacientes, por eso pedí quedarme aquí¨ Sobran los comentarios de mi parte.

Entre 18 y 26 pacientes atienen Yusniel y su colega en cada turno de 12 horas, ya sea en horario diurno o nocturno, donde reconocen la dureza pues no pueden ni pegar un ojo, la responsabilidad es muy grande.

No hay familiar ni paciente para el que pase desapercibido el cariño al dar las tabletas o administrar un medicamento intravenoso, que no respire la solidaridad, el amor que destila Yusniel en cada acción terapéutica, en una sala donde se extreman los cuidados pre y postoperatorios de mujeres y hombres.

Lo miro caminar de aquí para allá, con la sonrisa sincera y las palabras mágicas: buenos días o tardes, estarán bien, permiso;  disipa preocupaciones  e inquietudes, reparte consejos y tranquiliza a cuantos lo necesitan a su lado. No me quedan dudas de que ama lo que hace.

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *