La familia y hábitos correctos de conducta

Comparte


La familia, célula básica de nuestra sociedad tiene un sinnúmero de responsabilidades, y entre otras priorizadas, la de atender la formación y protección de los hijos, sobre todo en esas edades tempranas cuando el desconocimiento de los menores es indiscutible y la curiosidad inmensa.

Imposible entonces desatender lo que significa la educación en valores, el respeto a los símbolos, y a sus mayores, la identidad, la patria, la integridad, conceptos y principios que se aprenden desde la infancia y se consolidan en ese control social que ha de aplicar la familia.

Claro está para lograr esta armonía en el desarrollo de las nuevas generaciones también la familia ha de ser un modelo positivo de actitud, para prevenir, desde temprano, malas conductas o la adquisición de hábitos nocivos como la ingestión de bebidas alcohólicas o el consumo de cigarrillos.

La familia a veces pasa por alto que estos dos productos, el tabaco y el alcohol son catalogados por los especialistas como drogas blandas, o drogas portal, pues el uso y consumo descontrolado lleva a la dependencia, de la dependencia a la adicción y de la adicción a la enfermedad.

Y qué consecuencias pueden originar:  intoxicaciones graves, anemias, más riesgo de toxicidad en mujeres, embarazos indeseados y enfermedades de trasmisión sexual, síndrome alcohólico fetal en madres adolescentes, peleas y agresiones físicas, conflictos y discusiones familiares, accidentes de tránsito, trastornos de conductas, trastornos depresivos, fracaso escolar y conductas agresivas y violentas entre otras manifestaciones.

Quizás algunas familias desconocer cómo proceder, pero la esencia de evitar males mayores está primero en el ejemplo familiar. Cuánto damos como manera de vida a los menores, qué ejemplos trascienden del comportamiento cotidiano de la familia, cuál es la actitud de respeto en el ámbito familiar.

Pero más, cuál es la posición de la familia ante el consumo de alcohol o de tabaco, pues además no siempre cuentan con la información necesaria para enfrentar la problemática.

Entonces se ha de buscar ayuda en las Casas de Orientación a la mujer y la familia, con los médicos de la familia en la comunidad, con sicólogos o siquiatras en el área de salud del policlínico, o con una sencilla llamada a la Consejería Liga Confidencial Antidrogas con el marcado del número telefónico 103.

Muchas personas interesadas por una mejor calidad de vida, pueden entonces dar un rumbo nuevo a su existencia, y logar un futuro mejor, libre del consumo de tabaco y alcohol, y para que los que se empinan, crezcan en un ambiente positivo, saludable y natural. Libre de drogas.

Marisela Presa Sagué

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Santiago de Cuba, Redactora Reportera de Prensa de CMKX Radio Bayamo, Cuba. Colaboradora habitual de CNC TV Granma. Residente en la ciudad de Bayamo, está interesada en la labor de las Redes Sociales y fue fundadora del Sitio Digital CMKX Radio Bayamo. Ha sido conductora y directora de programas informativos y entre sus temas predilectos están las ciencias, la política y los temas de gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *