El palacio de pioneros de Bayamo  y sus opciones para el disfrute

Comparte

Desde horas tempranas de la mañana, pioneros bayameses llegan al Palacio para disfrutar de las diferentes opciones educativas y recreativas  que se ofrecen en la instalación en este verano.

La sala de computación  tiene  buena acogida al igual que los  juegos de  mesa   que están expuestos en su portal.

Otras de las opciones son los talleres y los cursos de veranos en diferentes especialidades.

Foto: Caridad Rosales.

El Palacio de Pioneros  Raquel González Pérez está ubicado en la Plaza de la Revolución de Bayamo. Desde sus portales se divisan   las casas natales y donde vivieran por muchos años Carlos Manuel de Céspedes, Perucho Figueredo, Donato Mármol y el músico Manuel Muñoz Cedeño.

La instalación que  funciona como  Palacio desde 1982, cuenta hoy con   28 trabajadores,    varios de ellos especialistas  de otros organismos que se dedican a la formación vocacional y orientación profesional de niños y adolescentes.

Cuenta con  círculos de interés de 17   especialidades, cada uno  con su instructor,  y un objetivo común  transmitir conocimientos   y enamorar a los jóvenes que llegan interesados por alguna profesión. Entre ellas, veterinaria, construcción, artes plásticas, agronomía, pedagogía, gastronomía, el transporte y la  enfermería

Rosario Aguilera Rodríguez, directora del Palacio de Pioneros Raquel González Pérez,  ostenta   la Orden Lázaro Peña de Tercer  Grado, como reconocimiento  al trabajo que ha realizado en  esa entidad educacional que dirige desde hace  más 35 años.

Emocionada  expresa que  la instalación  exhibe con orgullo   la  medalla Jesús Menéndez, la condición de  colectivo martiano, de Héroes del Moncada y Los Zapaticos de Rosa,  máxima distinción que otorga la Organización de Pioneros José Martí  a quienes contribuyen de manera sostenida a la formación y desarrollo de la niñez y adolescencia en nuestro país.

¿Por qué  el nombre de palacio de pioneros  Raquel González Pérez?

A los 12 años, en 1967 por su excelente trayectoria estudiantil  se le otorgó la condición de  vanguardia nacional. Fue  seleccionada   junto a una guía de pioneros y otro cuatros niños para  viajar al Campamento Internacional de Pioneros de Varna, Bulgaria, a orillas del Mar Negro.

El  5 de septiembre  de ese año  en el avión  que regresaba a Cuba,  estalló minutos después de despegar  en el  aeropuerto internacional de Gander, en Canadá, donde la mayoría de los pasajeros  murieron entre ellos la guía y los pioneros cubanos.

Hoy  los palacios  de los municipios donde nacieron y  varias escuelas llevan el nombre de estos niños que desde muy temprana edad fueron ejemplos a imitar por los niños y adolescentes cubanos.

Foto. Caridad Rosales.

Caridad Rosales Aguilera

Periodista y directora de programas radiales en CMKX Radio Bayamo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *