Axiel, un ejemplo de cortesía y dedicación

Comparte
Axiel Araujo Suárez, joven chofer de ómnibus urbanos de Río Cauto. / FOTO Leipzig del Carmen Vázquez García.

Cada mañana Axiel Araujo Suárez sale temprano para cumplir con su labor diaria, esa que realiza con gran amor y entrega.

Una sonrisa jovial siempre caracteriza a este joven chofer de 27 años, su buen humor hace que quienes se transportan en el ómnibus que maneja se sientan complacidos durante el viaje y admiren su carácter afable.

Axiel maneja un ómnibus urbano del municipio de Río Cauto, territorio de mayor extensión territorial de la provincia Granma.

“Cuando inicie fue porque me avisaron de una plaza, un carro que estaba en mal estado y lo armé. Empecé a trabajar y echar para adelante el camioncito y llegó a ser uno de los que más ingresaba dinero a la base.”

¿Cómo fueron los inicios?

“La ruta mía era la de Río Cauto a Cauto el Paso, trabaje uno cuantos meses ahí. Luego con el tiempo entraron unos carros nuevos y se dio la oportunidad y la comisión se reunió y determinaron darme la guagua y desde ese tiempo trabajo en la ruta Río Cauto Bayamo.”

¿En qué condiciones se encuentra el ómnibus?

“El carro está estable, no se para, toso el tiempo está trabajando y nosotros siempre tratando de cuidarlo mucho, darle el mantenimiento cuando corresponda para satisfacer las necesidades del pueblo porque para ellos trabajamos.”

¿Qué estudiaste?

“Soy graduado de contabilidad, me fui a pasar el servicio militar, ese periodo me desempeñé como chofer y cuando concluí me di cuenta que lo que me gustaba era manejar y decidí que era la labor que iba a ejercer de por vida.

Siempre me incliné por manejar y ahí estaré para ayudar a las personas que necesiten transportarse.”

Este joven no solo conoce las habilidades como chofer, también sabe de mecánica y electricidad.

“Aunque en la base donde trabajo tenemos buenos mecánicos, siempre me gustó aprender de todas las cuestiones relacionadas con los carros porque me gusta-como se dice popularmente- pasarle la mano.”

¿Cómo es la relación con los pasajeros que viajan contigo en el ómnibus?

“Yo me debo al pueblo, por eso trato siempre de no maltratar a nadie, que todos los que se suban a la guagua se sientan bien y cumplir con las expectativas de las personas.

Es que, si nosotros los choferes maltratamos a los viajeros, la imagen que estamos dando de nuestra empresa no es buena. Siempre trato a todos con cariño, además cumplo con dejar una capacidad para que se logren montar viajeros en todas las paradas.”

¿Qué mensaje le trasmitirías a las nuevas generaciones que laboran como choferes de servicios públicos?

“Pienso que hay que darle confianza a la juventud que nosotros si podemos y vamos adquiriendo experiencia poco a poco como choferes y mecánicos. Además, el Comandante en Jefe Fidel Castro siempre dijo que los jóvenes, tiene que dar el paso al frente y el día de hoy y el de mañana lo garantizara la juventud”.

Este joven chofer que cada día parte temprano a cumplir con la tarea de trasportar personas.  Esa que realiza con entrega y esmero, porque para él lo más importante es cumplir y satisfacer al pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *