El jardín popular del biólogo Salvador Ramiro Arjona Chávez

Comparte
Salvador en su jardín. /Foto: Caridad Rosales.

Sus más de 30 años de amor y dedicación a las plantas, están ahí, en el jardín popular La Bromelia, un espacio que abarca el techo de su casa, ubicada en la calle Parada número 134, entre Pío Rosado y Capotico, ciudad de Bayamo, provincia cubana de Granma.

¡Bello lugar!,  donde lo verde y  los diferentes  colores  de las flores parecen que se van a entrelazar con el azul del  cielo.

Un sitio que logra sus objetivos, que el visitante se enamore de las plantas,  respire aire puro, pueda relajarse con un  pequeño pero hermoso paraíso  creado por el hombre,  a solo  metros de altura del ruido  habitual que se generan  en las calles bayamesas.

Se  pueden apreciar más de 160  variedades  de cactus, 81 de orquídeas  y  decenas de  suculentas,  estas últimas llamadas así porque son plantas que almacenan agua.

Cada variedad  con una etiqueta que dice el país de donde es oriunda  y   dos nombres, uno del género al que pertenece y  otro el de la especie   en cuestión.

La bromelia. / Foto: Caridad Rosales.

Decidió  ponerle  al jardín La Bromelia  porque son plantas  muy vistosas. Son típicas  de América del Sur, con  una flor única de colores muy agradables y que reúnen un conjunto de características que las hacen distintivas dentro del reino vegetal.

Salvador  expresa con orgullo que ha  dedicado más de treinta años a la creación de este  jardín, trabajo que combina con el de especialista de la flora del jardín botánico  Cupaynicú de Guisa.

Comenta que gracias al vergel  tiene muchos amigos en Cuba  y en  el extranjero   con los que intercambia  plantas y conocimientos. De varios  de ellos  ha recibido  ayuda  en cuanto a materiales para cultivarlas   y para la construcción del jardín,   pues  empezó en un local pequeño pero con los años ha tenido  que tomar más espacio.

Tiene un libro  en proceso de edición con el título JARDINES POPULARES  DE GRANMA,   donde están caracterizados  los  17  existentes  en la provincia  con plantas llamativas, que incluyen además de los cactus, orquídeas y  suculentas,  a plantas ornamentales  como cactáceas, bonsais, begonias,  helechos, entre otras .

Creados por ideas de Fidel, el  objetivo es que  estos pequeños espacios  situados en terrenos privados puedan ser visitados por turistas nacionales e internacionales.

Confiesa  estar enamorado  de su jardín, porque en cada una de sus plantas  está un pedacito de él,  por eso es su lugar preferido  para descansar y soñar.

Invita a ver sus plantas,  a sembrar y amarlas siempre.

Caridad Rosales Aguilera

Periodista y directora de programas radiales en CMKX Radio Bayamo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *