Soldados de la verdad

Comparte
Foto tomada de La Demajagua

Cuando el periodista checo Julius Fucik fue ejecutado por los nazis, el 8 de septiembre de 1943, jamás imaginó que su muerte y su libro Reportaje al pie de la horca -escrito mientras sufría maltratos y vejámenes en una cárcel de Berlín- lo convertirían en un símbolo de los profesionales de la palabra, a tal punto que la fecha se escogió para celebrar el Día internacional del periodista.

La jornada de hoy no es solo de festejo para miles de trabajadores de los medios de comunicación, sino un momento propicio para reflexionar sobre los modos de brindar la información y la fidelidad de los reporteros a su público.

En Cuba, a diferencia de otros países, los periodistas aprovecharán el día para debatir cómo realizar mejor su quehacer a favor del pueblo, para su información y educación, el reflejo de su realidad, mientras en otras latitudes los hermanos de profesión denunciarán atropellos, maltratos y la feroz persecución que viven algunos por revelar la verdad.

Cientos de periodistas han muerto en los últimos años como consecuencia de su valentía de sacar a la luz informaciones de una élite que domina y controla el mundo, a quienes enfrentan tan arriesgadas misiones va dirigido el más sentido homenaje en una fecha tan crucial.

Informar y educar a los diversos públicos seguirán siendo parte de nuestras premisas, a pesar de los inconvenientes que esa labor a veces impone.

El apego a la objetividad, la ética, al honor y al decoro continuarán erigiéndose pilares del quehacer cotidiano, conscientes de que somos soldados de la verdad y de que los medios de comunicación han de ser como definió José Martí al periódico Patria: “Lo que el enemigo ha de oír no es más que la propia voz de ataque. Eso es Patria. Es un soldado”.

Tomado de La Demajagua

Yelandi Milanés

Licenciado en periodismo en la Universidad de Oriente. Labora en el semanario La Demajagua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *