La satisfacción del riesgo o Vía Libre

Comparte

Aún no despuntaba el día. La neblina no dejaba ver con excatitud el terreno. Un grupo numeroso de hombres acostumbrados a situaciones difíciles estaban prestos para la faena.

Un trabajo arriesgado ocuparía su jornada.Pero no por complejo dejaba de ser parte de su vida, de su cotidianidad. Llegaban entonces camiones especializados, camionetas, los accesorios requeridos se comenzaban a desplegar. Los guantes, el casco, los cinturones de seguridad y el overoll de trabajo también hacían su parte.
Es la comunidad La sal, en el muncipo de Yara en Granma, el escenario de operaciones. Una zona intrincada, terrenos difíciles y una precaria situación en las redes eléctricas.

“Es un circuito extenso, de difícil acceso, ubicado entre arroceras, canales, fango,hay que abrir trocha.” Afirma René Villariño Beltràn, actual Director Técnico de la Empresa Eléctrica de Granma, y quien ostenta reconocimiento nacional por su desempeño frente al Contingente Desembarco del Granma, que apoyó la recuperación de las provincias cubanas afectadas por el Huracán Irma.

Más de un centenar de linieros, técnicos, especialistas , jóvenes y fuerza de trabajo experimentada en situaciones excepcionales, pertenecientes a la Empresa Eléctrica de Granma, acometen aquí lo que ellos definen como Vía Libre.

“ Producto al deterioro del conductor, de los años de explotación ha perdido sus condiciones físicas y ha provocado en el trascurso de este año, siete averías, por eso decidimos ejecutar el trabajo; luego vendría dos etapas que contemplarían el mantenimiento capital del circuito.”

“Estamos ejecutando el cambio de 2350 metros de conductor primario …unos dos kilómetros con 350 metros y el neutro, además se cambian dos postes y siete crucetas.” Apunta Villariño Beltrán.

El riesgo, el esfuerzo y el empeño sin medida son pequeños ante la satisfacción de lograr que más de 4 mil habitantes de estos lares disfruten de un servicio eléctrico de calidad. Esa motivación es más que suficiente.

Para Ricardo Oliva Rodríguez, un joven liniero del municipio de Cauto Cristo, en medio de su acceso hacia lo alto de uno de los postes, comenta: “ es orgulloso ser liniero, nos enfrentamos a riesgos, peligros, como el contacto eléctrico, caída a nivel de altura…hay que tener una buena planificación del trabajo, hay que tener valor, hay que estar preparado física y mentalmente un error que se cometa puede causar la muerte.”

“ Es un trabajo que me gusta, nos sentimos orgullosos de llevar la energía eléctrica a todos los consumidores, garantizar el servicio ininterrumpido, brindarle a la población la calidad del servicio.”

La rehabilitación de redes eléctricas pareciera un trabajo cotidiano, mas no por rutinario deja de ser valioso y necesario. Corazón, destreza y profesionalidad se ponen a prueba en cada jornada.

Susel Domínguez Serrano

Licenciada en periodismo por la Universidad de Oriente, 2009, Cuba. Trabaja como redactora reportera de prensa en la CNC TV Granma. También incursiona en la conducción y producción de programas de televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *