Se trabaja en Granma para elevar rendimientos en la actividad tabacalera

Comparte
Se trabaja en Granma para elevar rendimientos en la actividad tabacalera. / Foto: Captura de video. CNC TV

La actividad tabacalera en la provincia de Granma ha ido en aumento durante los últimos dos años. La dignificación de áreas destinadas a este cultivo, la correcta planificación de la tierra y las iniciativas de los propios productores han permitido el avance en varias bases productivas entre las que se destaca la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) René Muñoz, enclavada en la comunidad El Horno, del municipio Bayamo.

La CCS René Muñoz, enclavada en la comunidad del Horno en el municipio Bayamo, cuenta con 305 hectáreas destinadas casi en su totalidad al cultivo del tabaco. En estos momentos sus 76 asociados se enfrascan en la preparación de la tierra y de las semillas para iniciar la campaña 2018-2019, con el fin de superar los resultados de la contienda anterior en este renglón que se incluye entre los exportables del país.

Según comentó Esméride Popa Guerra, presidente de la CCS “En la campaña 2017-2018 logramos entregar al estado más de 33 toneladas de tabaco neto sobrecumpliéndose el estimado previsto. Pese a las múltiples dificultades que afrontamos con el comportamiento de los factores climáticos, esencialmente las intensas lluvias, alcanzamos rendimientos de hasta 1.10 toneladas por hectáreas.

Tenemos siete productores de tabaco tapado que sobrecumplieron sus planes en la parte agrícola y ahora se encuentran enfrascados en la materialización de la próxima campaña, previendo sembrar más de 60 hectáreas, de las cuales 7.5 serán de tabaco tapado y el resto de tabaco al sol en palo.”

Para lograr resultados superiores, en esta cooperativa se apuesta por la dignificación. En ese sentido el productor José Juaquín Espinosa da pasos de avances en su finca La Esperanza, buscando medios propios que le permitan mejorar sobre todo el cultivo tapado.

Fruto de su innovación quedó materializado un túnel rústico para la producción de posturas en cepellón donde ahora hace una adecuada riega de semilla, con vistas a incrementar la cifra pesonal de 400 quintales de tabaco por caballería que obtuvo en los dos últimos años.

Los logros alcanzados – dijo José Juaquín- han sido por el esfuerzo y sacrificio de la familia, que no solo me ayudó a lograr esta casa de cultivo, además ya tengo producción de humus de lombriz lo cual aporta mucho nitrógeno y potasio a la tierra y favorece las plantaciones.

José Juaquín se dedica a la actividad tabacalera desde 1994, pero hace dos años fue que decidió apostar por el tabaco tapado. Sus rendimientos y sus iniciativas fueron valorados de positivos por miembros del grupo empresarial Tabacuba en recorrido por áreas de la CCS René Muñoz.

Katiuska León Borrero

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *