La bailadora de Órgano (+audio)

Comparte

En un barrio conocido como Trinidad en el municipio Granmense de Río Cauto, vive Dalia Castro Barrero quien con 85 años de vida baila la música de órgano como si fuera una adolescente.

Narra que le apasiona ese ritmo de tal manera que olvida hasta las ganas de comer.

El movimiento de su cuerpo con cada tema que interpretan los músicos se mezcla con el retumbar de los tambores, el guayo y las maracas y otros instrumentos que componen el órgano.

Al entrevistarla narra que baila desde que era niña, salía con su madre a las cinco de la mañana, atravesando “ovas, palmares y tembladeras.”

Qué siente cuando baila esta música.

“Me siento alegre y muy contenta, la vida mía es el órgano, me gusta bailar acompañada o sola lo importante es difrutar de ese ritmo.”

Me han dicho que persigue el órgano a todos los lugares donde van a tocar.

“Así es yo soy la perseguidora de órgano, no tomo, lo mío es bailar, amanezco, no me canso y no paro ni un momento porque no me gusta perder ninguna pieza.”

Dalia una asidua bailadora de la música de órgano a pesar de haber vivido ocho décadas de vida continua con energía disfrutando de esta rica tradición cultural.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *