Lo tangible y concreto de los derechos ciudadanos

Comparte
El Centro de Rehabilitación de Río Cauto para personas sordo-ciegas ha contribuido a fomentar la inclución social de los discapacitados. / Foto de archivo tomada del Periódico Granma. Autor: Darelia Díaz Borrero

Por: Lic. Ángel M. Sánchez Contreras.

En estos días que el pueblo cubano aporta sus criterios sobre el Proyecto de Constitución de la República, debemos conocer también cómo la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada por la Asamblea General de la ONU en 1948, cobra vigencia absoluta en muchos de nuestros postulados.

¨Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona¨, señala el artículo tres de dicha Declaración mundial, la cual consigna además, en el articulo 6 lo siguiente: ¨Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica¨.

Es ocasión oportuna traer a colación cómo en la provincia Granma, por no citar al resto del país, son atendidos nuestros discapacitados, con dignidad y respeto. ¨Yo quiero que la Ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre¨¨, había dicho en el siglo XIX nuestro Héroe Nacional José Martí Pérez.

En Granma más de 2 mil 500 personas son atendidas por la Asociación Nacional del Ciego (ANCI), entre ellos más de 500 ciegos y mil 900 de ¨baja visión¨, los cuales  también reciben atención priorizada del Estado socialista mediante el Grupo de  Atención Social integrado por representantes de las direcciones de Trabajo y Asistencia Social,  y los ministerios de Salud Pública, Educación, Cultura y Comercio, así como los institutos de la Vivienda y Deporte, las industrias locales de la entidad DIONES, entre otros.

La integración a la sociedad de estas personas demuestran lo concreto en nuestra nación humanista y solidaria cuando disfrutamos las actuaciones del Quinteto musical ¨Son del Cauto integrado por sordos-ciegos en su totalidad o nos deleitamos con los aportes del dúo  “A Media Luz¨, de Bayamo, formado por el matrimonio Mailéen Ramos Suarez e Idael Tamayo, ella declamadora y compositora de poemas y él trovador y guitarrista, graduado como Licenciado en Derecho.

En Rio Cauto se inauguró, hace siete años, un Centro de Rehabilitación para Sordos-Ciego,  único de su tipo en el país y primero en América Latina, donde  se han adiestrado en actividades de movilidad y en otras faenas de la vida cotidiana más de 20 personas que padecen discapacidad múltiple.

Precisamente en ese municipio existen 35 ciudadanos con el Síndrome de Norris por casamientos entre parientes cercanos, en tanto en Bartolomé Masó conviven 14 familias sordo/ciegas con el síndrome de Usher, debido a rasgos sanguinos familiares.

Todas las personas son atendidas con sistematicidad, algunos sordos e hipoacústicos  en un aula  creada en la Escuela Especial Ernesto CHE Guevara, primera  a nivel nacional. Y en el ámbito educacional, hace tres años fueron transcritos al Sistema Braille, Cien pensamientos de José Martí relacionados con diversas temáticas sobre la Patria, Libertad, Amistad, el Trabajo, la Educación, el Libro, la Honradez, el Arte, el Amor y la Naturaleza.

Cuando recordamos esta expresión de nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro: ¨Se habla con frecuencia de los derechos humanos, pero hay que hablar también de los DERECHOS DE LA HUMANIDAD¨, pensamos que antes del triunfo de la Revolución al nivel de todo el país no llegaban a cinco los profesionales con esta discapacidad, cuando hoy, en una provincia como la nuestra, existen más de ¡ 20 ¡ profesionales graduados como abogados, sociólogos, Informáticos y Licenciados en Deporte y Educación Física, Rehabilitadores y Comunicación Social..

Con la Revolución quedaron atrás aquellas estampas dolientes de los cieguitos implorando caridad por las calles, condenados a su mísera suerte, con aquellas alcancías, gorras y sobreros en sus manos que anualmente en su día salían a las calles y comercios con su lema limosnero_ Ayude a un ciego¨. Bondad y vergüenza de una sociedad burguesa y de politiqueros que hicieron más oscuros sus días y sus noches y que jamás volverá a regir en nuestra Patria nueva y humanista.

Y es así, a diferencia del sistema de explotación capitalista donde burgueses y politiqueros vivían del pueblo, cómo se demuestra hoy, en las condiciones de una sociedad ¨De los humildes y para los humildes¨, lo concreto y tangible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *