Cuba destaca en ONU cuantiosos daños del bloqueo de EE.UU

Comparte

Naciones

Naciones Unidas, 1 nov (PL) El bloqueo de Estados Unidos contra Cuba continúa como el obstáculo fundamental al desarrollo de la isla y al logro en ese territorio de la Agenda 2030, reafirmó hoy el canciller de la isla, Bruno Rodríguez.

Al intervenir en la Asamblea General de la ONU, el ministro de Relaciones Exteriores recordó que el bloqueo constituye una violación de los derechos humanos, y de los propósitos y principios de la Carta de la ONU y del Derecho Internacional.

“Es un acto de agresión y de guerra económica que quebranta la paz y el orden internacional.”

Ese cerco impuesto por Washington obstaculiza el ejercicio del derecho a la libre determinación, a la paz, al desarrollo, a la seguridad y a la justicia del pueblo cubano, y vulnera reglas universalmente reconocidas del comercio y la libertad de navegación, recalcó el canciller.

También lesiona los principios de la Proclama de la América Latina y el Caribe como zona de paz, se opone al consenso de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y del mundo, y provoca aislamiento y descrédito al gobierno de Estados Unidos, agregó.

Los daños cuantificables, acumulados por el bloqueo durante casi seis décadas de aplicación, alcanzan la cifra de 933 mil 678 millones de dólares, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro. Calculados a precios corrientes, ha provocado perjuicios por más de 134 mil 499 millones 800 mil dólares.    Según apuntó el canciller cubano, tan solo en el último año, causó a la isla pérdidas en el orden de los cuatro mil 321 millones 200 mil dólares e impidió el crecimiento del Producto Interno Bruto de su nación.

Pero frente a las dificultades, dijo, Cuba ha conseguido avances en su economía y brinda amplia y solidaria cooperación internacional, a pesar del bloqueo y la prohibición de créditos multilaterales.

Del mismo modo, indicó, la Mayor de las Antillas ha alcanzado niveles de desarrollo humano y justicia social universalmente reconocidos.

El ministro cubano advirtió cómo se ha intensificado la aplicación extraterritorial del bloqueo, y especialmente la persecución a las transacciones financieras y a las operaciones bancarias y crediticias de Cuba a escala global.

Más de un centenar de bancos solicitaron el cierre de cuentas de Embajadas y de Representaciones de entidades cubanas en el exterior, se han retenido fondos destinados a Cuba o se han negado a realizar transferencias desde o hacia la isla, incluso de carácter humanitario, ejemplificó.

En su aplicación, agresivamente extraterritorial, el bloqueo daña la soberanía de todos los Estados, resaltó Rodríguez.

Una de las afectaciones más sensibles expuestas por el canciller fue las de salud, pues debido a las restricciones del bloqueo, Cuba no puede acceder a fármacos y equipos médicos necesarios para salvar vidas, en especial, la de niños y niñas.

Así ha ocurrido con compañías estadounidenses como Heart Ware International Inc., Thoratec Corporation, Agilent,  Cook Medical y Thermo Fisher Scientific.

En el 2017, fallecieron en Cuba 224 personas por cada 100 mil habitantes sin disponer de los tratamientos más certeros para sus enfermedades debido al bloqueo, lamentó el canciller.

Son incalculables los daños humanos ocasionados por el cerco norteamericano que califica como acto de genocidio, y no se puede contabilizar el sufrimiento humano, destacó en el debate del proyecto de resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

 

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, denunció hoy que el Gobierno de Estados Unidos manipula y politiza vulgarmente el deseo universal de garantizar los derechos humanos a todas las personas.

Así lo ha hecho al presentar enmiendas a la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, que aborda en esta sesión la Asamblea General de la ONU, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de la isla.

El propósito de esta acción es adulterar la naturaleza y el foco de la resolución contra el bloqueo, que ha aprobado 26 veces esta Asamblea: ahora la representación norteamericana quiere fabricar un pretexto para continuar endureciendo el cerco, subrayó.

Un desvergonzado memorando, circulado por el Departamento de Estado norteamericano, apunta que las enmiendas “tienen la intención de abordar la razón subyacente del embargo” y que Cuba con sus acciones amenaza los Objetivos de Desarrollo Sostenible, detalló.

Esta es una verdadera burla a la Asamblea General, señaló el canciller y se refirió a cómo Washington intenta entorpecer la votación de la resolución que pide el fin del bloqueo al presentar ocho enmiendas en una “artimaña deshonesta” para crear confusión, abusar del tiempo y producir cansancio.

Cuba está dispuesta a hablar sobre derechos humanos y desarrollo sostenible en cualquier órgano, momento y bajo cualquier tema pertinente de la agenda, y alienta el diálogo y la cooperación en esas cuestiones, manifestó el canciller.

Pero el Gobierno de Estados Unidos no tiene la menor autoridad moral para criticar a mi país ni a nadie en materia de derechos humanos, añadió.

Rodríguez recordó que ese Gobierno es responsable de crímenes contra la humanidad: usó el arma nuclear contra la población civil, desarrolla armas de exterminio en masa, inicia una nueva carrera armamentista, y militariza el ciber-espacio y el espacio ultraterrestre.

También establecieron dictaduras militares y organizaron golpes de Estado, subrayó el titular, de hecho, con sus guerras de los últimos años ha ocasionado millones de muertes.

El ministro cubano denunció las ejecuciones extrajudiciales, el secuestro y la tortura, así como los presos que están en un limbo jurídico, sin defensa, tribunales, ni debido proceso en la base naval de Guantánamo, que usurpa Estados Unidos al territorio cubano.

Muchos ciudadanos estadounidenses sufren una falta de acceso a la salud y la educación, mientras sigue la impunidad del lobby de las armas, aumentan los homicidios y la igualdad de oportunidades es una quimera en un gobierno de millonarios que impone políticas salvajes, destacó.

“En medio de la opulencia de ese país, 40 millones de sus ciudadanos viven en condiciones de pobreza y 52 millones en comunidades empobrecidas. Más de medio millón duermen en las calles”, dijo.

Las diferencias de ingresos entre familias blancas y negras, la inequidad salarial entre mujeres y hombres, la discriminación de latinos, afroamericanos, migrantes, refugiados y minorías, y la exclusión del voto debido a los bajos ingresos son tendencias en Estados Unidos que preocupan al mundo, expresó.

El Gobierno norteamericano construye muros, separa de sus padres emigrantes a menores, incluso, a niños pequeños y los encierra en jaulas: mientras tanto, es parte de solo el 30 por ciento de los instrumentos de derechos humanos, cuestionó.

Además, agregó, Washington no reconoce el derecho a la vida, a la paz, al desarrollo, a la seguridad, a la alimentación ni los derechos de las niñas y niños. “No podemos sorprendernos de que haya abandonado el Consejo de Derechos Humanos”.

Por ello, resaltó el canciller, Cuba rechaza la reiterada manipulación sobre el tema de los derechos humanos que hace la actual administración norteamericana con fines políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *