Granma democrática (+Infografías, fotos, video y Apk)

Comparte
Foto: Rafael Martínez Arias.

por Vivian Armesto Hechavarría, Zyanya Mondéjar Nolazco y Humberto Arzuaga Prats (Estudiantes de Periodismo) 

Durante la consulta popular para la nueva Carta Magna sobresalieron como propuesta  llevar a referendo independiente el artículo 68 sobre el matrimonio y realizar adaptaciones a la elección presidencial. 

Esta isla caribeña se ha convertido, una vez más, en centro de atención mundial. Cuba refrenda su carácter de nación democrática e inclusiva en medio de un fenómeno que no tiene parangón alguno.

El proceso de consulta popular se desarrolló del 13 de agosto hasta el 15 de noviembre en todo el país, como estrategia de debate para la aprobación de una nueva Carta Magna.

Con el proyecto constitucional se amplían derechos civiles y políticos de los cubanos, en correspondencia con los intereses y necesidades de la sociedad.

Necesidad de cambio

De acuerdo al MsC. Víctor Aguilera Nonell, profesor de Historia de Cuba en la Universidad de Holguín (UHo): “La coyuntura social, política y económica del país en 1976 era distinta a la de hoy en día; aunque nos regimos por los principios de la Constitución vigente, la vida interna del país demanda transformaciones en la Ley fundamental de la República”.

En este sentido, “se abre un nuevo ciclo constitucional porque la isla necesita renovar su modelo jurídico como expresión del contexto actual”, asegura el Doctor en Ciencias Jurídicas Carlos Bruzón Viltres, miembro de la directiva de la Sociedad Cubana de Derecho Constitucional y Administrativo.

La Reforma se aleja de patrones dogmáticos y poco funcionales, en cambio, aboga por una mayor autonomía territorial, mientras que en materia económica sobresale el reconocimiento de la propiedad privada sin concentración de riquezas y en favor de la equidad y justicia social. “Esta inclusión no significa el desapego del sistema socialista, sino el tratamiento de los recursos atendiendo a los intereses de la población”, asegura Rafael Guzmán Rodríguez, profesor de Derecho constitucional en la Uho.

La superioridad de este proyecto radica no solo en su articulado sino en los contenidos, producto a un estudio de nuestra tradición constitucional y los textos de otras naciones.

Debate por un futuro mejor

La provincia de Granma, como el resto del territorio nacional, no estuvo ajena al proceso de consulta popular. Con la guía de dúos de trabajo, responsables del debate y recepción de las opiniones, se desarrollaron todas las asambleas planificadas.

Según el informe presentado por la Comisión de Procesamiento provincial, entre las principales modificaciones sugeridas destaca la aclaración de la moneda oficial en el artículo 2, el cual especifica: “El nombre del Estado cubano es República de Cuba, el idioma oficial es el español y su capital es La Habana”.

Por otra parte, el artículo 68 referente al matrimonio como unión concertada entre dos personas, ha sido uno de los más polémicos durante el proceso, causando la poca atención a aspectos medulares para el desarrollo de la nación.

Al respecto, Aguilera Nonell recomienda abordarlo como referendo independiente para impedir la aplicación del voto de castigo por parte de un sector poblacional, que imposibilitaría aprobar una nueva y necesaria Carta Magna.

Los granmenses también debatieron sobre el derecho a una vivienda digna, teniendo en cuenta la falta de precisión en el término. “Vivienda, salario y empleo dignos no son expresiones definidas en Derecho, pero obedecen a un principio superior al ordenamiento jurídico contenido en la frase martiana «la dignidad plena del hombre», por tanto, es una aspiración”, explica Bruzón Viltres.

Los cambios en la estructura del Estado han generado debate en un pueblo que, en parte, no se identifica con la elección presidencial de segundo grado.

En relación a los artículos 121 y 122, el también vicerrector de la Universidad de Granma, Bruzón Viltres, comenta: “La vía de designación presidencial depende, entre otros factores, de la concepción del sistema político; en Cuba, el Presidente no carece de legitimidad porque transita por un proceso eleccionario como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP)”.

Como variante, en esta región del oriente cubano se ha propuesto la designación de dos o más aspirantes por la ANPP, llevados a votación popular.

De igual modo, produjeron inquietud la sustitución de la Asamblea por un Gobierno Provincial no electivo, y la aparición de figuras como el Gobernador y el Intendente -este último asumiría la dirección del Consejo de Administración Municipal-.

Mientras en el país se trazan estrategias que respondan a los intereses del pueblo, el proyecto de Constitución supone una nueva etapa en la vida de los cubanos.

Los granmenses, conscientes del contexto socioeconómico y político del territorio, han transformado el futuro de la nación desde los criterios en cada cuadra, centro de trabajo y universidad, en aras de lograr una Cuba próspera y sostenible.

Opiniones sobre el proyecto de Constitución de la República de Cuba.

 

¿Qué es el voto de castigo?

El voto de castigo es aquel que se le niega al partido político o normativa llevada a votación, con el fin de castigarlo por estar en desacuerdo con lo planteado por estos. Puede manifestarse por el voto en blanco o en contra.

¿En qué consiste la elección presidencial de segundo grado?

La elección presidencial de segundo grado o sufragio indirecto es un proceso en el cual los votantes en las elecciones no escogen entre candidatos a un cargo, sino a los representantes que seleccionarán a la persona para al cargo público correspondiente.

En Cuba, los diputados, electos por el pueblo y en representación del mismo, aprueban la candidatura y luego votan, de manera directa y secreta, por quienes integrarán el Consejo de Estado, es decir, el Presidente, el Primer Vicepresidente, los vicepresidentes, el Secretario y demás miembros.

Descarga aplicación móviles android  (Apk)

CNC TV Granma

Equipo de reporteros de la CNC Televisión Granma. Trabajamos para nuestra programación habitual y también para la versiones digitales de nuestro medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *