Los CDR en Manzanillo abrazaron también a sus colaboradoras en Brasil

Comparte
Las jóvenes manzanilleras Odelkis Cordové Lastres y Karina Bosch Rodríguez
Las jóvenes doctoras manzanilleras Odelkis Cordové Lastres y Karina Bosch Rodríguez

Las jóvenes manzanilleras Odelkis Cordové Lastres y Karina Bosch Rodríguez, fueron las últimas doctoras del programa Más Médicos para Brasil, que fueron recibidas por sus vecinos del barrio en la zona de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) número 150 de la ciudad del Golfo del Guacanayabo.

Ambas agradecieron emocionadas los gestos de cariño mostrado por sus vecinos en el recibimiento, y accedieron a contar algunas de las experiencias cultivadas durante la labor en el gigante sudamericano.

Odelkis dijo que “desde que llegamos todas las bienvenidas fueron maravillosas. Allá dejamos atrás muchos pacientes que nos querían como un miembro más de sus familias. Ahora es el pueblo brasileño el que más va a sufrir, en especial los más necesitados, los pobres, aquellos que viven donde estoy segura ningún otro médico va  a llegar”.

“Nosotros hicimos nuestra parte, nuestra labor llevando la medicina y salvando las vidas humanas sobre todas las cosas”, expresó esta especialista en medicina general e integral que laboró en Matogroso del Sur, Corumbá.

“Este lugar era en un municipio bien alejado llegando a Bolivia que tiene frontera con este país, es centro oeste y allí a los que atendíamos eran a los más pobres, porque estábamos dentro de la ciudad, pero nuestra ubicación estaba alejada en un sitios donde primaba la población pobre”.

Por su parte Karina que  trabajó en el estado Río Grande del Sur, uno de los estados más grandes y más al sur de Brasil, casi pegadito allá abajo con Uruguay, Argentina, Chile, manifestó sus últimas experiencias allí.

“En la sección política del municipio donde laboré nos hicieron una despedida en la que participamos todos los colaboradores que estábamos presentes allí. En este lugar uno de los políticos fue la única persona que nos llamó en esa despedida esclavos”.

“En medio de esa despedida donde todos estaban expresando su gratitud  este político comenzó a decir que fue nuestro gobierno quien nos sacó de allí, porque “somos esclavos” de él y tenía que traernos de nuevo para mandarnos a otro lugar”, expresó la doctora Karina.

“Al final pedí la palabra e intervine y le respondí que sí éramos llamados esclavos por asegurar que nuestras familias estuviera aquí en Cuba con salud, con educación gratuitas, que nuestros hijos, los que ya los teníamos y los que no los tenemos esperamos con esperanza  su llegada, seguros de que tuvieran todo eso gratis, y si por nosotros poder estar tranquilos en Cuba por eso, entonces aceptábamos ser llamados esclavos”.

“Que si nos iba a llamar esclavos porque estábamos saliendo de Brasil con el corazón partido y dejando la mayoría de nuestros pacientes con sus corazones partidos también porque no tuvimos tiempo de resolver sus problemas, entonces sí éramos esclavos, sólo de esa maneras íbamos a ser llamados esclavos”.

Eliexer Peláez Pacheco

Periodista del Telecentro Golfovisión, en Manzanillo. Colaborador del sitio web www.cnctv.icrt.cu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *