Récord productivo devuelve al arroz cubano a ruta de crecimiento

Comparte
Se desarrollan estrategias para aumentar producción de arroz en Granma. / Foto: Captura de video. CNC TV

Cuando este fin de semana quedaba sellado el saco de 50 kilogramos que redondeó la cifra de 283 000 toneladas de arroz listo para consumo, Cuba no solo logró cumplir el plan anual del grano obtenido en sus campos, sino que impuso un registro histórico en un renglón básico de la dieta nacional.

Tal cantidad supone una vuelta al ritmo de crecimiento sostenido desde el inicio en 2012 del programa integral de desarrollo arrocero, que había logrado un récord anterior de 281 000 toneladas en 2014, cuando la sequía prolongada de 2015 interrumpió la progresión.

Repuestos los embalses, recomenzó el ascenso hace dos campañas, pero no es hasta ahora que se supera la cota de 2014, se cumple el plan anual, y está previsto incluso sumar otras 10 000 toneladas durante los días restantes de diciembre, informó Lázaro Díaz Rodríguez, director de la División Tecnológica de Arroz, adscrita al Grupo Agrícola del Ministerio de la Agricultura.

Con el completamiento de la entrega total planificada – que ronda el 40 % de las 700 000 toneladas demandas en un año por el país, y cuya diferencia se importa-, también queda honrado el compromiso de poner a disposición del encargo estatal 224 000 toneladas, repartidas entre el consumo social (instituciones de servicio) y la canasta básica, detalló.

Díaz Rodríguez calificó de muy alentadores los incrementos registrados en los rendimientos agrícolas, con un promedio nacional superior a las 4.19 toneladas por hectárea concebidas para 2018; un indicador que a pesar de fijar 20 décimas más para el año siguiente, ya ofrece señales esperanzadoras en la aspiración de vencer las cinco toneladas por hectárea.

Foto: Captura de video. CNC TV

Precisamente en 2019, dijo, la producción conjunta de las 12 empresas especializadas (dos en Granma y una en Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Villa Clara, Cienfuegos, Matanzas, Mayabeque, Artemisa y Pinar del Río, más sendos proyectos de desarrollo en Holguín e Isla de la Juventud) deberá llegar a 311 400 toneladas totales, incluidas 247 000 destinadas al encargo estatal.

Con este fin, ya está en curso la siembra de frío que aportará los primeros granos del año venidero, que en dos campañas ocupará 139 000 hectáreas a cargo de 23 000 productores, de ellos 18 000 del sector cooperativo campesino, apuntó Díaz Rodríguez.

Destacó, además, la aspiración a que los arroceros de la provincia de Granma, mayor productora del cereal en Cuba, rebasen en 2019 la cifra histórica territorial, equivalente a 82 202 toneladas logradas a fines de los 80, y concreten incluso, la posibilidad real de alcanzar las 90 000; con las cuales estarían garantizando ellos solos el 28% de la demanda nacional de la gramínea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *