Manzanillo cierra el 2018 con la tasa de mortalidad infantil y materna más baja de su historia

Comparte
Dr. Manuel Cendán Rosa, decano de la facultada de ciencias médicas Celia Sánchez Manduley de Manzanillo. / Foto Archivo : Eliexer Peláez Pacheco

El costero territorio granmense de Manzanillo cerrará el 2018 con la tasa de mortalidad infantil más baja de su historia. Gracias al empeño de los hombres y mujeres del sector de la salud pública aquí este municipio registra el 0,81 por cada mil nacidos vivos, con solo un fallecido contra 11 en   igual  periodo del año anterior y una tasa de 6.99.

También es válido destacar que en la ciudad del Golfo del Guacanayabo se registra una tasa de mortalidad materna en Cero, otro logro que alza la labor de quienes visten las batas blancas y verdes del gran ejército de profesionales que se empeñan en salvar los más preciado del ser humano, que es la vida.

El  adecuado seguimiento de los casos, el mayor control y fiscalización del trabajo de los médicos y enfermeras de la familia, la constante superación son los principales factores que ayudaron a conquistar estos éxitos en el municipio, enfrentando situaciones como el férreo bloqueo económico, comercial y financiero que el gobierno de los estados Unidos Mantiene contra nuestro país.

La cobertura médica local está garantizada pues en el territorio laboran unos 703 médicos y 856  enfermeras distribuidos en 124 consultorios, de ellos 35 en zonas rurales, y se cumplieron con la proyección comunitaria al realizarse un MILLÓN 174 MIL 557 consultas externas.

Los trabajadores  del sector en conjunto a los miembros de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), lograron realizar 4963 donaciones de sangre para un 100.2 por ciento, un éxito importante por lo que representa este gesto altruista para salvar vidas humanas.

 

En las condiciones medio ambientales, en el municipio existen las condiciones favorables para la proliferación del vector transmisor de las arbovirosis, por la presencia del mosquito Aedes aegypti, entre los que se destacan los salideros de aguas potables, el acopio de agua en recipientes sin adecuada protección, la existencia de un número importante de registros y fosas vertiendo a la calle, así como una frecuencia de más de 7 días en la recogida de los desechos sólidos, trayendo como consecuencia la presencia de micro vertederos en la comunidad.

No obstante el personal de este sector ha logrado la sostenibilidad del cuadro higiénico epidemiológico del municipio, sin reportes de casos de cólera desde el 2015,  ni transmisión de arbovirosis. Sólo los casos aparecidos en el año fueron importados y controlados.

Hay que destacar que en el territorio se encuentran ubicados cuatro hospitales provinciales, el pediátrico Hermanos Cordové, el ginecobstétrico Fé del Valle, el Clínico Quirúrgico Celia Sánchez y el psiquiátrico Manuel Fajardo,  que mantiene su atención a los pobladores de todos los municipios costeros granmeses, incluyendo el montañoso Bartolomé Masó, y que convierten a Manzanillo en un polo científico y docente con la inserción de estudiantes en jornadas científicas e intervenciones comunitarias.

Este año fue significativo para los trabajadores de este sector recibir en varias ocasiones en los centros hospitalarios al Ministro de Salud Pública en Cuba, el Doctor Roberto Morales Ojeda, quien ha chequeado la calidad de los servicios y la atención médica a los pacientes, comprobando el accionar de los médicos manzanilleros con el contacto directo que esta personalidad ha tenido con dolientes

Aquí se han hecho importantes inversiones en varias salas de todos los hospitales, en Consultorios Médicos de la Familia (CMF) y policlínicos del municipio para mejorar la atención médica y la calidad de vida de los médicos.

Momento significativo para este sector fue la cálida bienvenida que funcionarios de la salud pública, el barrio y todos los organismos manzanilleros, dieron a quienes cumplieron con el honroso deber de llevar la solidaridad cubana al gigante sudamericano del Brasil, y que regresaron orgullosos de ser más que médicos allí, cuando el gobierno de ese país criticó la profesionalidad y calidad de la preparación de nuestros médicos, dudando del prestigio que internacionalmente han alcanzado con la seriedad de su trabajo.

Los miembros del ejército de las batas blancas en Manzanillo cultivaron durante los últimos 12 meses grandes momentos de historia, y una página cargada de amor, sacrificio y entrega, en el grandioso desvelo de cuidar y velar por la salud de este pueblo.

Eliexer Peláez Pacheco

Periodista del Telecentro Golfovisión, en Manzanillo. Colaborador del sitio web www.cnctv.icrt.cu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × two =