Médicos y enfermeras de la familia: 35 años de salud y vida

Comparte
Los médicos cubanos se sensibilizan con el dolor de sus pacientes. Foto tomada de @InfomedCuba
Los médicos cubanos se sensibilizan con el dolor de sus pacientes. Foto tomada de @InfomedCuba

En 1984 comenzaron a asistir en un área de salud de la capital los primeros diez médicos de familia que tendría la Isla, como parte de un programa de asistencia primaria que acababa de nacer y se extendería luego a lo largo y ancho de Cuba, y para todos los tiempos.

En esta fecha, en que se cumplen 35 años de la puesta en marcha de este noble programa, los Comités de Defensa de la Revolución felicitaron a través de un comunicado a los profesionales de la salud que de una u otra forma están vinculados al programa del Médico y Enfermera de la Familia.

«Hace 35 años, los primeros diez médicos de familia comenzaron su trabajo en el municipio de 10 de Octubre, en Lawton, y luego se graduarían, en 1987, especialistas en Medicina General Integral», señala el Secretariado Ejecutivo Nacional de la organización más numerosa de Cuba.

«Desde entonces, y en pocos años, se construyeron miles de consultorios en comunidades, escuelas, círculos infantiles, centros laborales y de asistencia social, logrando que los especialistas de la salud formaran parte activa en los barrios de toda Cuba, viendo la luz el programa del Médico y Enfermera de la Familia, ideado desde el pensamiento del Comandante eterno Fidel Castro Ruz», refiere el Secretariado, en nombre de los más de ocho millones de cederistas de Cuba.

Los Comités de Defensa de la Revolución, añade la misiva, desde la propia génesis del programa del Médico y  Enfermera de la Familia han laborado de conjunto con los profesionales de la salud por el bienestar de la familia cubana; así surgieron centenares de proyectos comunitarios encaminados a educar a niños, jóvenes y adultos en las buenas prácticas higiénicas; trabajos voluntarios para la eliminación de vectores; programas de vacunación y nutrición; sumándose a estos el más desinteresado y altruista de todos: el Programa de Donaciones Voluntarias de Sangre.

La organización recordó las palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien afirmó que «el médico es un trabajador por la vida y la salud». Los galenos cubanos lo han demostrado, asegura el comunicado, «poniendo en alto el nombre de nuestro país en todo el mundo y siendo guardianes del bienestar social en la Isla».

Llegue a todos los profesionales de la salud las más sinceras felicitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *