Cierre al dólar entre Rusia e Irán

Comparte

 

La intención de Moscú (Rusia) y Teherán (Irán) es emplear sus monedas y en caso de necesidad urgente en las transacciones usarían euros

«Apoyaremos el rublo ruso y el rial iraní», sentenció este martes el embajador de Rusia en Irán, Levan Dzhagaryan, al anunciar que los dos países abandonaron el uso del dólar estadounidense en sus relaciones económicas bilaterales y pasaron a utilizar sus respectivas divisas nacionales.

La intención de Moscú y Teherán, dijo Dzhagaryan a la prensa, es emplear sus monedas y «en caso de necesidad urgente (funcionaremos) en euros, en ausencia de otras opciones», citó Russia Today.

Añadió que la transición a los cálculos mutuos resulta «vital» y consideró que aunque se trata de una «tarea difícil», las estructuras bancarias de ambas naciones tienen la capacidad para implementar exitosamente la iniciativa y los objetivos fijados.

Desde el pasado año y tras las sanciones impuestas por la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Irán y Rusia habían contemplado abandonar el dólar y disminuir sus reservas en dicha moneda. Y no fueron los únicos.

En agosto de 2018, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció que su país se preparaba para adoptar pagos en moneda nacional con Rusia, China, Irán y Ucrania, al mismo tiempo que explicó que le gustaría usar el euro en sus relaciones comerciales con la Unión Europea (UE).

Un mes después, Teherán dio a conocer la supresión del dólar estadounidense en su lista de monedas utilizadas en transacciones comerciales con Irak, remplazándolo por el euro, el dinar iraquí y el rial iraní.

En 2018, la propia Rusia también redujo sus depósitos de billetes, pagarés y bonos de EE. UU. en casi un 80 por ciento, sustituyéndolos por oro para afrontar las sanciones occidentales.

Moscú declaró abiertamente que las medidas punitivas y las presiones de EE. UU. la obligan a buscar divisas de reserva alternativas a la moneda estadounidense para, de esa forma, garantizar la seguridad económica del país.

El 10 de enero, el Banco Central de Rusia anunció la sustancial reducción del volumen de sus reservas internacionales en divisa estadounidense, transfiriendo cerca de 100 000 millones de dólares hacia el yuan chino, el euro y el yen japonés.

China también ha desafiado con su yuan la hegemonía del dólar en el comercio global, en especial tras la guerra comercial que puso en vilo a todo el planeta.

Pero incluso, los más leales socios parecen decirle adiós al USD. Desde diciembre, la Comisión Europea instó a los líderes de la UE a utilizar el euro en lugar del dólar en «los acuerdos y transacciones internacionales de energía», como el petróleo y el gas.

En la misma línea, la alta representante del bloque regional para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, informó el pasado jueves el lanzamiento de INSTEX (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales), un mecanismo europeo de pagos para el comercio con Irán con el que se espera eludir las sanciones impuestas por EE. UU. contra el país persa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *