EL manzanillero Blas Roca alma de nuestra constitución

Comparte
‘’Me siento cada vez más obligado a trabajar, a luchar por la Revolución, por el Socialismo y el porvenir de nuestro pueblo. Creo que todavía tengo fuerzas para trabajar, y si llegaran los tiros, aunque sea con las armas más simples, incorporarme a la lucha’’

Cuando el día 24 de este febrero nos  situaremos ante la comisión electoral de Circunscripción y al momento de depositar nuestro voto por el Sí de Cuba en las urnas custodiadas por Pioneros, debemos pensar en un hombre que fue ejemplo de dignidad, sabiduría y lealtad  patriótica, nacido en el histórico Manzanillo.

‘’Zapatero a  tus zapatos’’ quiso denigrarlo un delegado de la burguesía durante las sesiones de la Asamblea Constituyente de 1940, utilizando  el  oficio de aquel humilde comunista.

El  digno, fiel y patriótico ‘’zapatero’’ fue capaz, 36 años después de la constituyente burguesa,  de presidir la comisión encargada de redactar el anteproyecto que se sometió a la consulta popular de nuestra Constitución Socialista en Febrero de 1976.

Y no sólo eco, sino que recepcionó y valoró los criterios, y tuvo a su cargo la redacción del proyecto final, hecho inédito en el mundo hasta ese momento.

Ahora no podemos olvidar que el 97,7 por ciento de los electores que asistieron en 1976 al Referendo en las urnas, votaron por él SI al Proyecto de Constitución, cuyo merito radica en que resultó en convertirse en la primera  constitución socialista del hemisferio occidental.

Aquel humilde zapatero, dirigente sindical en Manzanillo, que sólo alcanzó el cuarto grado de escolaridad,  dirigió el Partido Comunista (entonces Partido Socialista Popular, PSP) y la Federación Obrera en su territorio, y se convirtió con sólo 26 años de edad en el máximo dirigente nacional de los comunistas cubanos.

Fue aquel que en 1961 entregó las banderas del socialismo a su relevo, nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, en gesto de altruismo y desinterés personal.

Quien por su inteligencia y don de líder fue el primero que ejerció la presidencia de la Asamblea Nacional del Poder Popular, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y de su Buró Político, y diputados hasta abril de 1987 en que falleció.

El mismo que el 21 de Julio de 1983, cuando el Jefe de nuestra Revolución, el Comandante en Jefe  Fidel Castro Ruz, le imponía el Tirulo de Héroe del Trabajo de la República de Cuba, condecoración entregada en Cuba por primera vez, con 75 años de edad, manifestó:’Me siento cada vez más obligado  a trabajar,  a luchar por la Revolución, por el Socialismo y el porvenir de nuestro pueblo. Creo que todavía tengo fuerzas para trabajar, y si llegaran los tiros, aunque sea con las armas más simples, incorporarme a la lucha’’.

A 43 años de haber aprobado el pueblo cubano la actual  Constitución Socialista de la República, después de transitar por las anteriores de Guáimaro  en 1868,  Baraguá en 1878, la de Jimaguayú en 1895, la de La Yaya en 1897, la neocolonial yanqui de 1901 y la burguesa de 1940, hoy nuestro pueblo sabrá defender los preceptos humanistas y proteccionistas  contenidas  en la nueva ley de leyes, la del 2019.

No por  complacencia en el Preámbulo del Proyecto de Constitución de hoy, se reafirma que está inspirado, entre otros acontecimientos  ‘’Por los que lucharon durante más de cincuenta años contra el dominio imperialista, la corrupción política, la falta de derechos y libertades populares, el desempleo, la corrupción, la explotación impuesta por capitalistas, terratenientes y otros males sociales;  por los que promovieron, integraron y desarrollaron las primeras organizaciones de obreros, campesinos y estudiantes; difundieron las ideas socialistas y fundaron los primeros movimientos revolucionarios,  marxistas y  leninistas’’.

Y de esta forma por el SI por Cuba,  rendiremos homenaje al humilde zapatero manzanillero, líder en Cuba del Partido Comunista, artífice de la actual Constitución de 1976, BLAS ROCA CALDERIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *