Memorial para el Incendio de Bayamo: un sueño por la ciudad perdida

Comparte

Fragmentos de historias aglomerados en tierra, arena, cal, pedazos de tejas, ladrillos, horcones quemados… Son restos de una edificación doméstica, ruinas de la arquitectura de Bayamo. Nace el proyecto patrimonial Ruinas del Incendio, cuyo proceso de restauración se mostrará a participantes en la Conferencia Internacional de los Pueblos y sus culturas. 

Trabajos de restauración en el proyecto patrimonial Ruinas del incendio de la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa

El sueño por la ciudad es perenne en cada bayamés. La añoranza por la ciudad convertida en cenizas antes que esclava el 12 de enero de 1869 permanece en las generaciones actuales, quienes en breve tendrán un museo para viajar al pasado y conocer un poco más de aquella historia.

Estamos en la calle Plaza del Himno,  números postales 2 y 4.  Aquí se restaura un espacio de 110 metros cuadrados. Nace el proyecto patrimonial Ruinas del Incendio para mostrar -a través de un cuidadoso montaje museográfico- cómo fueron las calles, las casas y también lo que se vivió antes, durante y después del aciago suceso.

Este proyecto tiene parte de su génesis en la investigación del Máster y Arquitecto Rafael Rodríguez Ramos, quien dedicó parte de su labor  a escudriñar en el pasado del patrimonio urbano y arquitectónico del siglo XIX bayamés.

Le puede interesar:  Incendio de Bayamo: El precio en fuego de la libertad

Hasta ahora gran parte de los estudios sobre esa página de la historia se enfocaron hacia la tradición y conocer sobre el impacto en lo social y cultural, pero no se tenían elementos concretos sobre qué pasó con la arquitectura y el urbanismo.

 Rodríguez Ramos confirmó varias ideas:

  • Muy poco quedó de la entonces resplandeciente Villa luego de que aquellos patricios decidieron convertirla en cenizas antes que entregarla a las autoridades coloniales. Desapareció el 86 por ciento de los 1 174 inmuebles de los que disponía la ciudad.
  • Lo que quedó está disperso. Solo algunas viviendas se pueden ver con vestigios de los que fue aquel Bayamo, por ejemplo la casa de Don Estrada Palma, hoy sede del Uneac, La Casa de la trova y la Casa de la Nacionalidad Cubana, que son algunos inmuebles que se conservan y en los que se aprecia cómo era la arquitectura de ese momento.
  • Un largo período de más de 40 años sin acciones constructivas, nos dejó una ciudad donde los exponentes de la arquitectura neoclásica en boga para el momento son exiguos en cantidad y fuerza expresiva.
  • A principios del siglo XX, se introducen en la ciudad los estilos ecléctico y art déco con una mayor pujanza, construyéndose sobre las mismas ruinas de la arquitectura colonial, lo que trajo como consecuencia que la forma espacial de la planta respondiera a la casa tradicional que venía de la colonia.
  • El urbanismo de la ciudad sufre algunas modificaciones pero mantiene la trama semiregular, se pierde la imagen de la ciudad medieval con la influencia de las bastidas francesas y las villas de Castilla, por la pérdida de las construcciones que sustentaban esta percepción. Se entra así en el urbanismo del siglo XX, que busca la ciudad moderna de amplias plazas y calles.
Tarja ubicada en la pared del frente del inmueble en proceso de restauración como parte del Proyecto “Ruinas del incendio” en la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa

Las ruinas del incendio

Según hallazgos arqueológicos obtenidos por especialistas de la Universidad Autonómica de México, en este inmueble queda reflejado qué pasó después del incendio desde el punto de la reconstrucción. Se puede apreciar con claridad cuáles eran los elementos que tenían y la reutilización de esos en todo el sistema, es decir en pisos, muros, carpinterías, y cubierta.

De acuerdo con las evidencias obtenidas se aprecian ladrillos antiguos y horcones quemados en las puntas; en los muros se observan horcones de la colonia incrustados con los distintos materiales más recientes.

Donde se ejecuta hoy el proyecto correspondía a cuartos interiores que estaban al fondo del patio de una vivienda cuyo frente se ubicaba hacia la calle José Joaquín Palma.

Trabajos de restauración de construcciones ruinas del incendio de la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa

Familias lo ocuparon, lo dividieron e hicieron dos viviendas, incluso en el registro de inventario que se hizo después del incendio aparecen dos números postales, el 7 y el 8 que actualmente son el número 2 y el 4. Vivieron personas hasta 1987. Desde ese momento se le quería dar un uso público al espacio.

Esta construcción refleja la reconstrucción arquitectónica de la ciudad a partir de los primeros años del siglo XX. Conviven mezclados elementos constructivos de distintas épocas: ladrillos, pedazos de tejas, tierra, elementos de aglomerar, la tierra, la cal, la arena.

Una vez terminada la investigación se sugiere hacer un museo; un departamento que se encargue de investigar más sobre el proceso histórico del incendio, no solo desde la historia si no también lo relacionado con la cultura, con las tradiciones que tuvieran reflejo en este espacio.

Además está enclavado en uno de los espacios más importantes de la ciudad, la Plaza del Himno Nacional, que enriquece mucho más el proyecto.

Trabajos de restauración de construcciones ruinas del incendio de la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa

Saldar una deuda

Uno de los sucesos más épicos y transcendentales en la historia de Cuba, “El Incendio de Bayamo”, carece de un espacio dedicado a evocar e investigar sobre su huella. Esa realidad puede cambiar con un proyecto museográfico y comunitario, ahora en fase de terminación.

Una de las salas llevará información gráfica sobre cómo era urbanísticamente la Ciudad, específicamente la Plaza del Himno y la hoy la Plaza de la Revolución. Va estar disponible una mapificación del incendio y lo que quedó. Muestra de que el incendio fue en toda la ciudad.

Documentos y otros testimonios gráficos que ilustran la situación de la villa tras el incendió también integran el guión museográfico concebido.

Reubicada desde el Museo Provincial Manuel Muñoz Cedeño, se exhibirá la instalación del artista Nelson Domínguez que perpetúa en la plástica una de las mayores hazañas patrióticas de la nación.

La institución cultural será también un sitio para el trabajo comunitario, porque va a seguir promocionado la investigación en el aspecto más amplio, no solamente en la arquitectura, sino en la música, la poesía, la literatura.

“Ruinas del Incendio” será el nombre de este naciente centro memorial, el cual viene a saldar una deuda en el patrimonio histórico de Granma.

La ejecución de esta obra, llevada a cabo por una brigada de Fondo de Bienes Culturales,  será uno de los resultados a exhibir a los participantes en la  XII Conferencia Internacional del Patrimonio de los Pueblos y sus culturas, que sesionará en Granma del 17 al 21 del actual marzo.

El proyecto, aún sin fecha precisa de terminación,  devolverá al bayamés y al visitante parte de la ciudad perdida.

Frente del inmueble que será futuro museo “Ruinas del Incendio” en la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa
Trabajos de restauración de construcciones ruinas del incendio de la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa
Trabajos de restauración de construcciones ruinas del incendio de la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa
Detalle de la construcción de una de las paredes del inmueble en proceso de restauración como parte del proyecto “Ruinas del incendio” en la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa
El uso de técnicas constructivas en las paredes evidencia la reconstrucción de Bayamo luego del Incendio. / Foto: Argelio Pompa
Rafael Rodríguez Ramos, arquitecto a cargo de la restauración explica detalles de la construcción al periodista Yunior García. / Foto: Argelio Pompa
Detalle de la construcción de una de las paredes del inmueble en proceso de restauración como parte del proyecto “Ruinas del incendio” en la ciudad de Bayamo. / Foto: Argelio Pompa.
Rosa María Rodríguez García, directora del Centro Provincial de Patrimonio Cultural en Granma y otros especialistas coordinan los detalles finales del proyecto de restauración. / Foto: Argelio Pompa
El lugar se encuentra ubicado en la Calle Plaza del Himno número 2, entre José Joaquín Palma y Padre Batista. / Foto: Argelio Pompa
Frente del inmueble que será futuro museo “Ruinas del Incendio” de la ciudad de Bayamo (pintado). / Foto: Argelio Pompa.
Ilustración que será exhibida como parte del parte del guión museográfico de la institución cultural. El dibujo muestra la intersección de las hoy calles Libertad y Canducha Figueredo, la Plaza de la Revolución. / Dibujo: Daniel Chávez Arjona.
Ilustración: Daniel Chávez Arjona

Yunior García Ginarte

Yunior García Ginarte

Editor principal y periodista del Sitio Web de la Televisión en Granma. Máster en Ciencias de la Comunicación. Premio anual provincial de periodismo digital Rubén Castillo Ramos (2013, 2014).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *