La otra novela por Guillermo Avilés [OPINIÓN]

Comparte
Imagen tomada de Internet.

Desde que se anunció la preselección cubana de béisbol que entrenará para afrontar las principales competencias del año (Juegos Panamericanos y Premier 12) un nombre ha sonado con fuerza en la palestra pública: Guillermo Avilés Difurnó.

Para muchos resultó incomprensible no verlo en la lista de los 63 convocados porque en un grupo tan numeroso parecía difícil que no cupiera el estelar inicialista.

Otros, en cambio, manifestaron que Avilés “se lo buscó”, por su línea intermitente en su carrera deportiva, que lo llevó a no aceptar el contrato en la Liga Canam, a retornar de los Juegos Centroamericanos por “problemas personales” y a no jugar con Sancti Spíritus por enfermedad.

En las redes sociales existe ahora mismo una “batalla campal” sobre esta novela -lo peor es que llueven las ofensas- , que tal vez se alargue con el paso de los días.

Puede ser que unos y otros tengan razón. En materia de béisbol, como en la vida toda, no existen los “absolutos”; por tanto este caso debería analizarse sin simplezas.

Lo primero es que el muchacho de 26 años no está lesionado, como han dicho algunos sin saber. Él y su propio padre lo comentaron por diversas vías.

Lo segundo es que Avilés está entre los mejores peloteros de Cuba, tiene condiciones y se acoge a la más férrea disciplina en su vida como atleta.

Sus números en la serie distaron mucho de su calidad pues bateó 299 (promedio que no es malo), impulsó 32- cifra que tampoco es despreciable para una primera etapa- y solo pegó cuatro jonrones.

Sin embargo, lo que no “juega” es que otros sin tanto rendimiento también fueron incluidos dentro de la preselección.

Se ha dicho también que no participó en la mitad de la serie, pero si nos vamos por este camino podríamos afirmar, también, que Frank Camilo Morejón, el gran receptor de Cuba, jugó menos y figura entre los convocados.

Todos sabemos que de los inicialistas “naturales” aparecidos en la nómina son los veteranos Yordanis Samón y William Saavedra los de más posibilidades de incluirse. La afirmación parte de que Yurién Vizcaíno, Norel González y Sergio Barthelemy –los otros candidatos- son, probablemente, más jardineros que jugadores de la primera base.

Lo cierto es que el bayamés, quien ya ha estado en selecciones nacionales, se pinta solo como el “jugador de futuro” –incluso del presente- de esa posición, porque parece el más integral de todos, al margen de los números de la pasada contienda nacional.

La teoría de los números o la del “poco juego” son descartables. Los hechos indican que a Avilés le están pasando factura por los zigzagueos mostrados en los últimos tiempos –ya mencionados- y ese escarmiento pudiera verse como algo positivo, que tal vez le acelere la motivación.

Pero, en este caso, tampoco deberíamos cerrarle la puerta. Si sus actitudes se miran como errores –algo también discutible-, digamos que el actual mentor del equipo Cuba fue reivindicado tras los sucesos conocidos de 1982.

Supongamos que Avilés no acuda a Lima… ¿seguirá el “castigo” para el Premier 12 si rinde en la Serie Nacional? No debería ser.

El tiempo siempre pone a las personas en su lugar. Veremos cuál será el de “Guille”, como le dicen más allá de Granma.

Osviel Castro

Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Corresponsal del periódico Juventud Rebelde en Granma. Colaborador en temas de deportivos de la CNC TV Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *