Vamos a seguir construyendo el socialismo, afirma Valdés Mesa en Granma

Comparte

Salvador Valdés Mesa, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, afirmó que los cubanos seguiremos construyendo el socialismo pese al recrudecimiento de la política agresiva del gobierno norteamericano contra la Isla.

En alusión directa a la activación del título III de la ley Helms-Burton, el también miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), dijo que los vecinos del frente están apretando los tornillos, pero nosotros somos muy duros y van a chocar con una roca.

La afirmación tuvo lugar en intercambio con obreros y autoridades políticas y gubernamentales de la oriental provincia de Granma, durante una visita de trabajo efectuada este miércoles, y en la cual Valdés Mesa chequeó inversiones y programas que tributan a la producción de alimentos, tarea de especial prioridad para el país.

Ante los presentes en el molino y secadero de arroz situado en la comunidad de Cayamas, en el municipio de Río Cauto, subrayó que en estos momentos constituyen tareas esenciales consolidar la economía, de forma general, crecer en la exportación de bienes y servicios, y sustituir importaciones.

Particularmente sobre la producción de alimentos, insistió en la necesidad de incrementar los rendimientos en todos los cultivos, no solo para el alimento humano, sino con vistas a reducir los gastos por concepto de compra de comida para los animales.

Respecto al programa arrocero, en el cual Granma tiene un peso fundamental como mayor productora del cereal en la Isla, el dirigente llamó a continuar priorizando el rendimiento, aunque se crezca en nuevas áreas de cultivo.

Dijo que ese sector es ejemplo en la sustitución de importaciones, pero los niveles totales aún están a menos de la mitad de las 700 mil toneladas de arroz que consume el país anualmente.

En su visita, el Primer Vicepresidente cubano conoció detalles de la ejecución, en las afueras de la ciudad de Bayamo, de una planta de beneficio de granos, la cual permitirá el secado y la clasificación, entre otros, del maíz y el frijol que se producen en el territorio.

Allí se interesó por la disponibilidad de recursos y financiamiento para asegurar la inversión, la generación de nuevos empleos y la capacidad de la obra, que podrá procesar diariamente unas 60 toneladas.

Declaró que la industrialización es determinante en la agricultura, para el mayor rendimiento, calidad y conservación de los productos.

En medio de las tensas limitaciones económicas y financieras que enfrenta el país, hay que impulsar más las mini-industrias, y es indispensable lograr el autoabastecimiento de cereales.

En diálogo con presidentes de bases productivas de la Empresa Agropecuaria Bayamo, Valdés Mesa recalcó aspectos clave para elevar los rendimientos, como selección de la época de siembra, rotación de suelos y calidad de la semilla.

También insistió en la importancia de asegurar la contratación y llegarle a todos los productores, tanto campesinos como usufructuarios, sin subestimar a nadie, por pequeña que sea su parcela.

La empresa estatal es la principal responsable, tiene que controlar todo lo que se cultiva y el destino de esas cosechas, respetando el auto-consumo de los agricultores y pagándoles en tiempo, resaltó.

En la unidad empresarial de base Camaronera del Litoral Sur (Calisur), elogió los buenos resultados económicos y productivos de la entidad, al tiempo que se preocupó por las condiciones materiales de los trabajadores y la población de la comunidad de El Mango, también de Río Cauto, donde está ubicada la más grande cultivadora y exportadora del crustáceo en Cuba.

Se debe lograr -dijo- una adecuada correspondencia entre la calidad de vida de los camaronicultores y el sólido aporte que ellos hacen a la economía del país.

El recorrido incluyó intercambios con trabajadores y directivos de la Empresa de Genética y Cría Comandante Manuel Fajardo, de Jiguaní, la granja acuícola La Cascada, en la comunidad de Barranca, y el central azucarero Grito de Yara, de Río Cauto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *