La mujer, un puntal en el proceso productivo de la tierra

Comparte

Antes de 1959 la mayoría de las mujeres campesinas en Cuba no tenían acceso a los puestos de trabajo asalariados, por lo que muchas de ellas vivían en extrema pobreza. Después del triunfo de la Revolución su situación social y económica cambió y hoy muchas, siendo propietarias de parcelas de tierra, se dedican a las labores del campo no solo para buscar el sustento familiar sino para hacer grandes aportes al programa alimentario de sus localidades.

En la provincia de Granma destaca como ejemplo Sofía Milanés Pi, presidenta de la cooperativa Rafael Hernández, del municipio serrano de Buey Arriba.

La hacendosa campesina tiene una parcela de alrededor de 26 hectáreas de tierra donde desarrolla como producción fundamental la ganadería, una actividad que quizás muchos ven difícil para la mujer por el esfuerzo en el pastoreo y el ordeño, pero imponerse a la dificultad del trabajo es meta si se piensa en el beneficio.

“En tiempos de primavera o cuando las producciones son más altas se entregan hasta 40 y 50 litros de leche diarios, es decir que toman leche 40 o 50 niños, embarazadas, personas con problemas de salud que tienen dieta”
Estando su finca en la precordillera de la Sierra Maestra, Sofía también se dedica a la producción de café y cultivos varios, al tiempo que no menosprecia la producción de carne porcina y avícola.

“Es decir que es una amplia gama de productos que hay dentro de la finca, una parte para el autoconsumo y otra para la venta a Acopio. Y con la situación alimenticia que tenemos ahora el impacto es enorme. Acá se sacan entre 2 o 3 toneladas de productos por hectáreas de tierra, e incluso más. Por eso me siento tan satisfecha cuando veo que puedo aportar productos frescos y varios a los habitantes de esta comunidad rural conocida como Puente de Yao”

Hoy en Granma hay un movimiento de extensión de frutales para hacer más presentes sus variedades en la dieta del granmense. En consonancia con ello ya esta mujer tiene guayaba, mango y anón, pequeñas plantaciones que ha logrado sin automatización, sino de una manera tradicional y completamente ecológica. 

A sabiendas de su importancia en el programa agroalimentario del municipio Buey Arriba esta campesina a penas descansa. En recorrido diario de su casa a la finca, de la finca a la cooperativa que dirige trascurre una cotidianidad que la hace sentir orgullosa de ser mujer beneficiada por la Revolución Cubana, una revolución que tras 1959 puso en manos de los campesinos la tierra para ser producida.

Katiuska León Borrero

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *