Miel para la vida

Comparte

El 19 de mayo se instituyó como Día mundial de la donadora de leche materna. La celebración, que surgió del V Congreso Brasileño de Bancos de leche materna y del Primer Congreso Iberoamericano en 2010, tiene el objetivo de difundir la importancia de esta noble práctica para el desarrollo del niño hasta los seis meses de nacido.

En los importantes cónclaves se expusieron ideas que redundaron en los beneficios de este alimento con el cual, según la Organización Mundial de la Salud, se podrían salvar en el mundo más de un millón de vidas infantiles al año si todas las madres alimentaran exclusivamente con la leche de sus senos a sus hijos durante los primeros seis meses de vida.

El alimento se considera el mejor que puede recibir un niño en este período de la vida, pues tiene proteínas, hormonas, grasas, vitaminas y sustancias defensivas que no están presentes en ninguna otra leche.

Aparejado a ello, en los últimos años se han destacado otros muchos beneficios, menciónese por ejemplo el valor incomparable en el desarrollo y la maduración del sistema nervioso central, así como en la protección inmunológica y de diferentes patologías en el bebé.

Varias investigaciones arrojan que previene la desnutrición lo mismo que la obesidad en el niño, aportándole nutrientes necesarios y adecuados.
También evita la anemia, alergias, diabetes, infecciones respiratorias y diarreicas.

Los aportes son extendidos a la madre porque esta leche es la única capaz de disminuir el sangramiento que se produce en la mama después del parto, es muy económica al no tenerse que comprar sustitutos para la alimentación y crea un vínculo de amor inigualable entre madre e hijo.

Además se ha demostrado que las mujeres que amamantan a sus hijos durante seis a once meses, tiene un 11% menos de riesgo de diabetes mellitus y un 34% menos de contraer cáncer de ovarios en comparación con las que no lo hacen.

Teniendo en cuenta todas estas ventajas en la provincia cubana de Granma se ha intencionado la lactancia materna como una prioridad dentro del Programa Materno Infantil (PAMI) y, a tal efecto, se creó el banco de leche humana Miel Para la Vida, puesto en marcha el ocho de marzo de 2012.

Este banco han contado ya con la cooperación de 5587 donantes de leche, superando los 1200 litros recolectados y beneficiando a más de 2300 niños recién nacidos. Todo ello ha tenido un gran impacto en la disminución de la tasa de mortalidad infantil y en la rápida recuperación de niños que han sido bajo peso al nacer.

Entre los testimonios que se escuchan desde la fundación del banco granmense hasta la fecha destaca el de la madre Lilian Lores, quien asegura que su hijo se salvó gracias a la maestría del personal del servicio de neonatología en el hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes y al apoyo que tuvo desde el banco de leche humana para su alimentación.

“Cuando mi niño nació mi familia atravesaba uno de los momentos más difíciles de nuestra vida. Mi esposo, el doctor Adolfo Luis Malcon, se encontraba debatiéndose entre la vida y la muerte en una unidad de cuidados intensivos y eso me creó una situación de estrés extrema que no permitió que me bajara la leche para alimentar a mi bebé recién nacido.

Además el niño había sido prematuro, se adelantó a la hora de nacer y su peso corporal no era el adecuado. Por esa situación lo llevaron a la sala de prematuro cerrado y allí me lo cuidaron con mucha dedicación. La doctora María Cristina se encargó de velar por su alimentación, la cual salía cada dos horas del banco de leche materna.

Así fue que mi niño fue ganando peso y rebasando esos primeros días de sufrimiento. Gracias a eso hoy Adolfito tiene cinco años y está completamente saludable. Por todos esos recuerdos y por esa dedicación para salvar la vida de mi pequeño fue que su primer añito lo celebramos de manera diferente, decidimos hacerlo en una sala de hospital junto a toda la gente que ayudó para que él lograra vivir.

Estoy muy agradecida con el personal de salud, con las madres donadoras y especialmente con los trabajadores del banco de leche humana.” Terminó diciendo Lilian Lores, quien con ojos húmedos aseguró además que la leche materna sí que es miel para la vida.

Katiuska León Borrero

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *