Joven actor de Granma camino a la semilla

Comparte
Foto: Diana Iglesias.

El joven actor de Granma Reinier Riera debuta como director artístico con la obra Camino a la semilla, del dramaturgo Freddy Núnez Estenoz y puesta en escena del grupo de teatro Alas de Cuba en la Primavera Teatral. 

Estrenar como director artístico una obra teatral para un joven actor, supone un gran reto no solo por enfrentar la primera vez la dirección de una agrupación como Teatro Alas de Cuba, sino por las muchas exigencias que el teatro demanda y las novedades técnicas y artísticas del estreno Camino a la semilla, del que Reinier Riera, el debutante, comenta con este medio.

La obra está en la programación de la Primavera Teatral, el más importante evento de las artes escénicas en el territorio, para el sábado 25 de mayo a las cinco de la tarde en el Teatro Bayamo.

Camino a la semilla salió a las tablas por primera vez en el segundo mes del actual año con apenas unas funciones, comenta Lachy, como cariñosamente se conoce a Reinier. De la que nos informa es una obra teatral que ganó la beca Reino de Este mundo de la Asociación Hermanos Saíz en 2018, gracias a lo que se pudo hacer el montaje.

La beca permite la puesta en escena pues el teatro de animación de figuras es muy difícil, no es que sea tan novedoso como que hace muchos años nadie se enfrenta a la danza teatro, al desarrollo de coreografías y corpografías con animación de figuras en la modalidad de teatro arena, donde la cercanía del público condiciona al actor, le exige mucho más en el desempeño profesional individual y en el manejo de los títeres.

Reinier Riera buscaba una obra donde pudiera desplegar sus inquietudes como director escénico, porque en su punto de vista el teatro en el territorio y en el archipiélago necesita oxigenarse, y no se quería quedar atrás con sus inquietudes. Dice que cuando va a los festivales aprende y ve nuevas maneras de hacer que no quiere dejar guardadas en la memoria simplemente, sino siente deseos de ejecutarlas.

Futo de investigación profunda, a la que se añade la inquietud y la perseverancia hacen que lleve a la práctica lo aprendido, con la ayuda y la confianza de otros directores y productores de Teatro Alas de Cuba y Freddy Núnez, dramaturgo, director de Teatro del Viento de Camagüey.

La obra exigió un fuerte trabajo físico, expresa Riera, de coreografía, corpografía y danzario, expresivo en forma general , la técnica de animar muñecos implica un reto muy grande, además de danzar junto a ellos casi como un bailarín, y eso nos los exigimos en el montaje que los actores llegaran a un nivel técnico en la danza de excelencia y también de animación.

Lo novedoso también está en el diseño de los muñecos, son articulados, con vida, hay que estar muy bien preparados para manipularlos construidos con una espectacularidad muy grande que ayuda a la poética de la escena para eso contamos con el diseño y la realización del joven Rafael Llorente, quién trabaja con Teatro guiñol Pequeño Príncipe, agrupación anfitriona de la Primavera Teatral que está cumpliendo 40 años de fundada.

Camino a la semilla trata el lacerante tema de la emigración, parte de un suceso bélico que ocurre en una ciudad de Roble donde vive la araña, pero la guerra viene siendo el pretexto para hablar de otras muchas temáticas más, nos dice Lachy por último. Al que deseamos éxitos junto a su equipo en este empeño.

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four − four =