Ojeada a un “no relincho” de los Potros de Granma

Comparte

Cuando el 20 de abril,  volvió a escucharse la voz de “play” en varios parques beisboleros del país, pocos imaginaron que para esta fecha los más cercanos herederos de los Alazanes andarían cabizbajos a causa de un torneo nacional sub 23 poco menos que desafortunado.

Los discípulos de Leonardo Soto no partieron como favoritos del grupo, letrero colgado a Santiago de Cuba, pero al menos en el papel se veían con opciones de luchar “cabecera con cabecera” contra los indómitos por la única plaza clasificatoria del grupo D.

La realidad asestó un duro golpe a los aficionados granmenses, quienes vieron cómo los llamados Potros se quedaban sin oportunidades muchas fechas antes del fin del campeonato.

Varios aspectos fallaron durante el evento, especialmente el pitcheo, cuyo staff trabajó para más de cinco carreras limpias por cada nueve entradas (5,55), tuvo un desastroso Whip de 1,68 y los bateadores rivales le conectaron para 305 de promedio.

Para colmo, permitieron 105 extrabases –de ellos 15 cuadrangulares- y otorgaron 143 bases por bolas (más 16 intencionales); que equivalen a 4,11 por juego.

Maidel Núñez, Darien Creach y Kelvin Rodríguez, quienes debían ser los caballos de batalla desde el montículo, tuvieron actuaciones discretas pues entre los tres apenas ganaron seis partidos y sus promedios de carreras limpias fueron altos: 6,69, 3,31 y 5,06 respectivamente.

Sumemos una defensa con incontables lagunas, que cometió ¡70! errores en una campaña de solo 36 choques y promedió para un pobre 951.

Así era fácil pronosticar que Granma caería del cuarto lugar del certamen anterior y terminaría con más derrotas que victorias.  Al final, el equipo solo pudo ganar 16 veces y no solo se vio superado en el grupo D por Santiago de Cuba, sino también por Holguín, selección que parecía inferior desde varios ángulos.

Es cierto que la temprana lesión de Guillermo García, llamado a ser la bujía ofensiva del elenco, conspiró contra los Potros, mas no se puede culpar a un hecho puntual de la debacle.

Por fortuna, no todo fue gris. Al menos tres figuras impresionaron con el madero en la mano. Me refiero a Alien Echevarría (365 de average, 16 Carreras Impulsadas), Dionar Carballo (339 de Ave, 21 C.I) y Darian Palma (333 de Ave, 14 C.I), a quienes espero ver en los próximos días en la preselección de Granma que entrena actualmente en el estadio bayamés Mártires de Barbados.

No debemos arremeter ahora con puñales filosos contra los muchachos y su cuerpo de dirección. Los análisis serios –ojalá invitaran a la prensa- sobre todos los aspectos técnicos y tácticos deberán de hacerse para sacar lecciones y empezar a trazar estrategias con vistas al próximo año, en el que esperamos muchos más relinchos de los Potros.

 

Osviel Castro

Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Corresponsal del periódico Juventud Rebelde en Granma. Colaborador en temas de deportivos de la CNC TV Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *