A los jóvenes les digo que para ganarse el pan hay que luchar y trabajar

Comparte
Rafael Escalona, el Tata, uno de los campesinos comprometido con la producción de alimentos d Manzanillo. /Foto Eliexer Peláez

En nuestros campos hoy existen muchos productores que son dignos ejemplos de imitar por los jóvenes. En esta oportunidad la redacción digital de la CNC TV Granma le propone una conversación con un manzanillero que bien sabe hacer parir a la tierra a pesar de su avanzada edad.

Casi ocho décadas de vida tiene Rafael Escalona Salgado, productor asociado a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Frank País, Vanguardia Nacional,   a quien sus amigos y vecinos le dicen cariñosamente Tata, y él sólo junto a su hijo logran sobrepasar las producciones que se proponen en su finca.

PERIODISTA: Tata ¿Cómo lograste la finca que hoy es de referencia en la producción del municipio?

RAFAEL ESCALONA SALGADO: Yo logré mi finca con mucho ahínco y trabajo. Aquello era un bosque de marabú, algarroba, guásimas, la hierba conocida como pan viejo, y conseguí limpiar 2 hectáreas aproximadas.

Mi hijo me decía papi, tú estás loco, y yo le contestaba, no mijo yo no estoy loco, lo que quiero es un pedazo de tierra para sembrar, comer y cooperar con el estado. Dar mis producciones al estado de una forma consecuente, permanente, hasta que me muera o hasta que tenga fuerza y voluntad de seguir trabajando la tierra.

P: ¿Cuáles son las producciones que tu hijo y tú logran en la finca?

RES: Hemos sembrado maíz, calabaza, boniato, yuca, melón y mango. Todos estos productos van destinados a la cooperativa, y   a la empresa de acopio. A veces a mi finca llegan las personas que conocemos como los merolicos, que en ocasiones no son ni cuenta propistas, sino personas que se dedican a la venta en la ciudad  de lo que uno produce a altos precios, que nosotros no fijamos”.

P: Entonces ¿a usted no le vende a los merolicos?

RES: A mí no me gusta venderle mis productos a los merolicos, porque yo siempre he dicho que este personaje gana más que yo sin sacrificarse, y no puede ser posible que yo esté trabajando tanto para mantener a negociantes y traficantes.

P: ¿Siente satisfacción con el trabajo que realiza pesar de su avanzada edad?

RES: Me siento satisfecho, aunque ahora estoy enfermo, pero quisiera ser joven para poder seguir produciendo para este pueblo  humilde, honrado, combativo y decidido a trabajar.

P: ¿Le han reconocido su labor?

RES: Si bastante. En varias oportunidades he sido reconocido como destacado, ya no sé cuantos diplomas tengo en mi casa, por mis logros. El año pasado entregué un camión a la cooperativa tan lleno de calabazas que casi no le cabían, y yo me asombraba al observar aquello y me decía, mira lo que es capaz de hacer un par de hombres, porque mis tierras solo las producimos mi hijo y yo, con el sudor de la frente, sólo con mis manos, sin bueyes, sin equipo de riegos, sin tractor, sin otros implementos, sólo con una yunta de buey alquilada de otros campesinos vecinos, un azadón, y un machete cada uno.

P: ¿Cuál es su mensaje para los jóvenes?

RES: Mi mensaje a los jóvenes es que hay que luchar, hay que trabajar y ganarse el pan, como decía nuestro Apóstol José Martí, el pan de cada día hay que ganárselo con el sudor de la frente, luchando, trabajando, y construyendo honradamente.

Eliexer Peláez Pacheco

Periodista del Telecentro Golfovisión, en Manzanillo. Colaborador del sitio web www.cnctv.icrt.cu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *