Destaca Empresa Cárnica de Granma en sostenibilidad de producciones mediante uso de materias primas alternativas

Comparte
Foto: Argelio Pompa

Empeñado en mantener la vitalidad de las producciones ante las difíciles circunstancias económicas que enfrenta el país, el colectivo de la Empresa Cárnica de Granma, apuesta por el uso de materias primas alternativas como la harina de maíz y de arroz, para la elaboración de surtidos que antes se hacían con recursos de importación.

Al respecto Roger Fernández, director de la mencionada empresa explicó:

“Como todo el país, la empresa no ha estado exenta de limitaciones de la ganadería sobre todo la porcina, lo cual nos ha obligado a buscar estrategias que, por suerte para Granma, ya había una experiencia adelantada desde el año anterior y hemos estado trabajando en buscar sustituto de la harina de trigo que ha tenido muchas afectaciones; y desde septiembre del año anterior comenzamos a industrializar la harina de maíz, y la harina de arroz a partir de las potencialidades de la provincia.”

“Estamos trabajando en el diseño de masas cárnicas a partir del uso de las harinas de maíz y de arroz, que nos ha permitido mantener la vitalidad de la industria, y estar hoy sacando un nivel de productos y estar generalizando los consumos estos en todos los surtidos que tienen que ver con la cuota normada de la población, la merienda escolar y el consumo social de la población”.

Además del empleo de las harinas de maíz y arroz, otras alternativas han posibilitado que esta industria, pese a la afectación con la carne de cerdo que ha redundado en la disminución de ahumados y de embutidos cuya base esencial es el puerco, haya podido mantener volúmenes de más de 550 toneladas mensuales de carne en conserva, una de las cifras más altas que se obtienen, actualmente, a nivel de país.

Según precisó Fernández, entre las soluciones destaca la industrialización de la sangre animal, lo cual ha permitido que la industria pueda obtener unas 700 toneladas de embutidos de sangre al año, convirtiéndose Granma en la segunda provincia que mayor niveles de surtidos de este tipo procesa en Cuba.

Como otras de las alternativas destacan la industrialización de los aprovechamientos comestibles que van sobre todo a la masa para la croqueta, el uso de la tripa natural de res y de cerdo insumidos en surtidos como la morcilla, el salchichón, el perro caliente, y los chorizos, que nos permite ahorrar tripas de importación, informó.

Ahorrar de este modo la sustitución de la envoltura que podría generar costos adicionales al país, es otro de los aportes de esta industria granmense, cuyos resultados también contribuyeron a que este territorio oriental mereciera la sede de las actividades centrales por el Día de la Rebeldía Nacional.

Más de 40 surtidos se obtienen actualmente en la empresa cárnica de Granma, la cual posee tres unidades empresariales, distribuidas en los municipios de Bayamo, Manzanillo y Niquero.

Aunque sus producciones actuales no satisfacen las demandas de la población, teniendo en cuenta las difíciles circunstancias, la industria mantiene un ritmo que le hace sobresalir en el ámbito empresarial cubano, y que responde, fundamentalmente, al empeño de sus 700 trabajadores, quienes laboran arduamente en el aprovechamiento de todo cuanto sea posible para cumplir su encargo con la distribución normada, la red gastronómica, la merienda escolar, el turismo y otros destinos.

Darelia Díaz Borrero

Darelia Díaz Borrero

Licenciada en Periodismo Darelia Díaz Borrero, egresada de la Universidad Oscar Lucero Moya, de Holguín, en el 2012. Trabajó como redactora reportera de prensa en la Agencia de Información Nacional (AIN) entre 2012 y 2015, cuando comienza a laborar en la televisora CNC, de la provincia de Granma. Sus trabajos han sido replicados en disímiles medios provinciales y nacionales de prensa. Actualmente colabora con el periódico Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *