Buen inicio de cadena productiva sostiene resultados avícolas en Granma

Comparte
Foto: Tomada de Radio Reloj.

Con positivos indicadores de viabilidad, peso y uniformidad en la crianza de pollitas para el reemplazo de gallinas ponedoras, la Unidad Empresarial de Base (UEB) Mancabo contribuye a la estabilidad productiva de la Empresa Avícola de la oriental provincia de Granma.

Asentado en el municipio de Guisa, el colectivo de 49 trabajadores labora bajo estrictas normas técnicas y de bioseguridad, con el objetivo de cumplir un plan anual de 671 mil animales, de los cuales ya entregaron 176 mil en una primera crianza.

Centros como este tienen la responsabilidad de lograr un buen inicio de la cadena productiva, a través de un manejo que asegure el desarrollo óptimo de la ponedora, y evite futuras muertes por prolapsos u otros trastornos, afirmó Aliuska Torres Llopiz, directora de la UEB.

Las pollitas recién nacidas proceden de plantas de incubación de varios territorios del país, y aquí asumimos la crianza entre uno y 56 días, hasta que alcanzan un peso de 630 gramos y son trasladadas a las unidades de desarrollo, explicó.

Se trata de un trabajo muy técnico y que, ante todo, te debe gustar, pues diariamente exige conocimientos, entusiasmo y entrega total, resaltó la enérgica mujer graduada de Medicina Veterinaria en la Universidad de Granma.

Sin escapar al deterioro, las limitaciones de recursos y otras dificultades materiales, la entidad posee un total de 20 naves, de las cuales solo 15 están en explotación, y anualmente realiza cuatro crianzas, en los meses de enero, abril, julio y noviembre.

Aparejado a la actividad avícola, cuentan con 62 ovejos, una cochiquera y ocho hectáreas para la siembra de diversos productos agropecuarios, todo destinado al autoconsumo de la UEB y la empresa, agregó Torres Llopiz.

Con 15 años de experiencia como operaria, y a punto de entregar un nuevo lote de pollitas, Sandra García Valdés resaltó la importancia de dominar normas técnicas de desinfección, mortalidad y alimentación, además de estar muy atenta al estado de salud de las aves.

El empeño por alcanzar buenos resultados y garantizar las producciones implica búsqueda de alternativas, como por ejemplo el uso de plantas medicinales ante la carencia de medicamentos, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *