El Gran casino hospedaje, sitio que dio cobija a los asaltantes al cuartel de Bayamo

Comparte
Foto: La Demajagua

Hasta el Gran Casino llegó Renato Guitart con el pretexto de alquilar el inmueble para utilizarlo en el fomento de un negocio avícola. Sus compañeros llegaron al Hospedaje entre los días 23 por vías diversas procedentes de la capital cubana.

Según declaraciones de Juan Olazábal, encargado del local, recogidas en bibliografía histórica ¨los jóvenes se instalaron en el Hospedaje, lo cerraron al público, clausurando puertas y ventanas con papeles engomados y escribieron: “CERRADO POR REPARACIÓN”.

Escogieron este sitio por su cercanía con el otrora cuartel militar Carlos Manuel de Céspedes, fortaleza que atacarían al amanecer del 26.

Narran que sobre las 8 y 30 de la noche llegó hasta allí un joven alto de rápidos pasos y andar seguro era Fidel Castro líder de los muchachos que asaltarían el Moncada y el la Torre de Zaragoitía, como nombraban en Bayamo al cuartel, venía a cronometrar relojes con Raúl Martínez Ararás (jefe del comando que actuaría en esta zona) y precisar detalles de la acción de modo que se produjera al unísono con la de Santiago de Cuba.

A esa hora estaban en el hospedaje las armas y uniformes que se utilizarían en el ataque cuentan que camufladas en las maletas de Ramiro Sánchez y Rolando San Román.

Sobre las 9.00 pasado meridiano Fidel se despidió de los revolucionarios deseando éxitos y puso énfasis en la necesidad de que no fallara el factor sorpresa.

Sobre la visita al Gran Casino Hospedaje dijo en una ocasión Enrique Cámara (sobreviviente de la acción) a esta reportera: ¨ esta visita fue necesaria para los jóvenes que se sentían ansiosos y no sabían con exactitud la acción que se iba a desarrollar.

¨Después de las 11:00 p.m. los asaltantes están acuartelados, se reparten las armas y los uniformes la inesperada intervención del gracioso de color amarillo, el mismo que usan los soldados, y estudian el plano y las fotografías del cuartel.¨ Explica el historiador de la Ciudad Monumento Ludín Fonseca a la CNC digital

Actualmente la instalación es una sala museo, extensión del museo Ñico López, inaugurada en el año de 1982. Allí se pueden encontrar objetos pertenecientes a los asaltantes, documentos, misivas, fotografías entre los que destacan una maleta que sirvió para transportar las armas, un uniforme del Movimiento 26 de Julio, y un librero confeccionado por Renato Guitart
.
Declarado Monumento Nacional en 2004, el inmueble se ubica en el reparto bayamés San Juan y el Cristo, su construcción data del año 1950 y es hoy referente del quehacer patrimonial en la Cuna de la Nacionalidad Cubana.

Jacqueline Pérez

Graduada de Periodismo en la Universidad de Oriente. Actualmente periodista en CNC TV Granma y corresponsal nacional de cultura para el Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + sixteen =