Futuro político de Italia se juega hoy en el Parlamento

Comparte

El presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giuseppe Conte, comparecerá hoy ante el Senado y posteriormente frente al resto de los diputados en respuesta a la moción de censura presentada por el líder de la Liga, Matteo Salvini.

La decisión del representante del partido de la ultraderecha y su anunció de romper la coalición de Gobierno con el Movimiento 5 Estrellas (M5E), hace dos semanas, provocó una crisis política en el país que ha generado incertidumbre entre la población.

La moción de censura no se ha votado en el Parlamento, aunque analistas y medios de comunicación locales consideran que Conte, tras pronunciar su discurso, pedirá su renuncia al presidente italiano, Sergio Mattarella, sin dar esa opción.

De ser así, el jefe de Estado deberá realizar consultas con los partidos políticos y verá si hay una mayoría a favor de ir a elecciones o si se puede formar otro gobierno.

El presidente podría encargar a Conte que explore la posibilidad de un acuerdo de coalición entre el M5E y el Partido Democrático, variante que se abrió paso en estos días a pesar de la antigua hostilidad y las diferencias políticas entre ambas formaciones.
De lograrse esta unión, la Liga y su líder, quedaría fuera del Gobierno la Liga y su líder, el actual vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro del Interior.

Otra opción para Mattarella es responsabilizar a Conte con una negociación entre el M5E y la Liga para que reediten el actual pacto, algo muy improbable. Salvini aspira ganar unas posibles elecciones a partir de los buenos resultados alcanzados en recientes encuestas.
Las elecciones siguen siendo la opción ideal para el líder ultraderechista, aunque no cierra la puerta a una segunda temporada de alianza con el M5E ante el peligro que significa un pacto entre ese movimiento y los demócratas.

Claro está que el M5E ya no confía en Salvini, quien apostó sus cartas por unas elecciones anticipadas y lanzó por la borda el actual Gobierno de coalición.
Otra versión apunta a que Conte no renuncie y espere por los resultados de la votación de la moción de censura, ahora que ya no queda claro cuál será la posición que adoptará la Liga, el principal instigador de todo el complot para desarticular el Ejecutivo.

En su cuenta de la red social Twitter, el líder del M5E, Luigi Di Maio, expresó hoy su apoyo al presidente del Consejo de Ministros, en una publicación en Facebook que deja claro lo aislado que ha quedado Salvini.

“Querido Giuseppe, hoy es un día importante. El día en que la Liga tendrá que responder por sus faltas, por haber decidido hacer colapsar todo, abriendo una crisis a mediados de agosto, en la playa, solo para recurrir a las urnas. Hoy en el Senado, los ministros del M5S estarán a tu lado. Nos presentaremos con la cabeza bien alta”, escribió.

La Liga reunió también hoy a sus senadores para definir “la línea del partido” antes de la comparecencia de Conte.

Previendo cualquier variante, Salvini transmitió al M5E que su teléfono está abierto para discutir sobre los asuntos que separan a ambas formaciones.

Sin embargo, la plana mayor del Movimiento 5 Estrellas, reunida este domingo, declaró que el ultraderechista ya no es un socio de Gobierno “fiable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *