África: Allí donde el mar hace la espuma

Comparte
Unión Africana

 

Los navegantes de la antigua Fenicia le llamaban «el país de la espuma», quizá fascinados con la imagen de la costa mediterránea africana, que vista desde sus barcos semejaba una blanca línea sinuosa, según narra el autor de Hannón el Navegante, obra emblemática del antiguo pueblo cananeo.

Otros dicen que el nombre del continente puede provenir del latín aprica, que significa soleado, o del griego aphfrike, sin frío; pero también podría provenir de la palabra griega aphros, que significa espuma.

Según la mitología griega, Afrodita, «la surgida de la espuma», la diosa de la belleza y el amor, nació en África.

Al titán Atlas, quien participó en la guerra entre las dos grandes razas de dioses, los titanes y los olímpicos, una vez vencidos los titanes, Zeus le impuso un especial castigo, le condenó a sostener sobre sus hombros los «pilares de la bóveda celeste que separan el cielo de la tierra». Atlas cumple esta tarea cerca de las Columnas de Hércules, en el estrecho de Gibraltar. Dicen que, en las noches claras y estrelladas, todavía se pueden escuchar los lamentos del titán.

África es la cuna de las primeras civilizaciones del mundo y madre de la humanidad. Sin embargo, el continente padece de un profundo silencio informativo, un simple rastreo diario de las noticias internacionales publicadas por las grandes agencias mundiales, nos muestra una realidad, el bajo número de entradas dedicadas al continente.

El bajo nivel de cobertura está permeado, además, por prejuicios o por matrices occidentales de opinión. Amén de la frivolidad que lastra la objetividad de las noticias, tal parece que solo ocurren «incomprensibles» enfrentamientos étnicos, guerras tribales, hambrunas, enfermedades extrañas y peligrosas.

Es una región llena de misterios, donde muchas veces solo es noticia algún que otro futbolista radicado en Europa, un golpe de estado o el Ébola.

Sin embargo, el Foro Económico Mundial refiere que el continente tiene un ritmo acelerado de crecimiento humano del 2,3 % anual. Según la Organización de Naciones Unidas, la región posee un gran potencial energético, es dueña del 50 % del oro y del 50 % de los minerales estratégicos del mundo. Cuenta, además, con el 60 % de las tierras cultivables y con enormes reservas de agua potable.

En el año 2050, la población de África, según refiere Telesur, rebasará los 2 000 millones de habitantes, superando a la India (1 600 millones) y a China (1 400 millones). El resultado es que el continente tendrá más de la tercera parte de la población mundial: una de cada cinco personas en el mundo será africana y uno de cada cuatro trabajadores será africano. Además, el continente tendrá la mitad de los menores de 15 años de todo el planeta.

África avanza de manera notable en educación, salud y otros sectores sociales, y prevé un crecimiento económico del 3,4 % al término de 2019.

El continente cuenta, además, con una rica cultura artístico-literaria, directores de cine, fotógrafos, músicos o escritores como son los casos del escritor keniano Binyavanga Wainaina o el nigeriano Wole Soyinka; cineastas como Peter Sedufia, Frances Bodomo, Rungano Nyoni, Nosipho Dumisa y tantos otros valiosos creadores; pintores como Ajarb Bernard Ategwa, Neema Iyer, Slimen El Kamel, Ramón Esono y Tony Cyizanye, quienes aportan al mundo su peculiar sensibilidad.

En el área de las ciencias tributan a la humanidad personalidades como Mangaka Matoetoe, Benjamin Gyampoh, Demissie Habte, Calestous Juma y muchos otros.

Se trata de un continente multicultural, multilingüe y multiétnico, rico en tradiciones que, como madre de la humanidad, debería ocupar un lugar destacado en nuestras preocupaciones y ocupaciones diarias.

Por Raúl Antonio Capote

Fuentes: Wiriko: Artes y Culturas Africanas y Sitio oficial de la onu.

http://www.cnctv.icrt.cu/2019/05/24/africa-y-cuba-un-mismo-corazon/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + nine =