Sistema de salud cubano garantiza atención a niños con padecimientos poco frecuentes y graves (+Video)

Comparte
Foto: Captura de video CNCTV

El sistema de salud cubano tiene entre sus prioridades la asistencia esmerada a niños con padecimientos poco frecuentes y graves, garantizando todo el equipamiento y los fármacos que requieren para su calidad de vida.

En la provincia de Granma el niño Adam Tamayo Roblejo ha permanecido hospitalizado por once meses en el centro pediátrico Luis Ángel Milanés de Bayamo, debido a una malformación traqueal. Allí todo el personal de la terapia intensiva vela por su salud.

Esa sala ha sido su micromundo desde que tenía un mes de nacido. En el centro recibió sus primeros regalos, comenzó a balbucear sonidos, comió su primer puré… Adam llegó al servicio de terapia intensiva del hospital infantil de Bayamo con una bronquiolitis grave por la cual requirió ventilación por largo tiempo.

En el proceso el pequeño fue evaluado por la especialidad de otorrino detectándose una disminución en el calibre de la tráquea que obstruía la vía aérea superior e impedía el correcto trabajo respiratorio del bebé. Por eso a los dos meses de edad se le práctico traqueotomía.

“Como estrategia del programa materno infantil, estos niños una vez que ya tienen un dispositivos, como es el caso del traqueótomo, se observan aquí por lo general hasta el año de vida porque necesitan de muchos cuidados y requieren de aspiraciones constantes para evitar la acumulación de secreciones. Es un dispositivos que provoca muchas veces infecciones y traqueítis o inflamación de la tráquea, por ese motivo siempre se mantienen aquí en el servicio bajo estricta observación.” Aseguró el doctor Michel Figueredo Marina, especialista de primer grado en pediatría y segundo jefe del servicio de terapia intensiva del hospital Luis Ángel Milanés.

El galeno amplió que al respirar directamente a través de la tráquea, Adam ha perdido muchos mecanismos de defensa y ha sido susceptible a la ocurrencia de infecciones del aparato respiratorio. Sin embargo su estado de salud no ha corrido grandes riesgos porque los médicos, personal de enfermería y asistentes del servicio velan constantemente su por estabilidad, destinando para ello todos los recursos que sean necesarios.

“Ha llegado a tener cuadros importantes porque el niño ha estado en contacto con gérmenes intrahospitalarios altamente agresivos. Por eso ha necesitado de antimicrobianos de amplio espectro y ha recibido tratamiento de antibióticos extremadamente caros y no solamente un ciclo, sino múltiples ciclos.”

La atención esmerada que ha recibido el pequeño hace que su familia esté confiada en el sistema de salud cubano. Su madre afirmó Sulian Tamayo Torres: “Ha tenido muy buenas atenciones y gracias a todos estos médicos mi niño está con vida en estos momentos. En varios ocasiones he temido que lo pueda perder, pero llegan los médicos, me lo atienden bien, se dedican a él por completo y lo sacan adelante. Tengo que agradecer a todos.”

Los especialistas del servicio han esperado un tiempo de madurez en el niño y mejor estado inmunológico para estudiarlo a profundidad. Evalúan la posibilidad de un tratamiento quirúrgico que le permita recuperar la fonación.

Adam es el niño que más tiempo ha permanecido hospitalizado durante 2019 en el infantil de Bayamo, aquí llegó siendo un bebé y aquí cumplió su primer añito, celebrado por los trabajadores de la sala de terapia, la familia y el colectivo de la empresa de pan y dulce de Granma. Todos en función de su bienestar.

Katiuska León Borrero

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four + 9 =