Bayamo cuida su historia y la identidad nacional como nadie

Comparte
Foto: Escambray

Como Bayamo, ningún pueblo en Cuba cuida sus tradiciones, la historia y la cultura Unidas en una sola esencia, expresó en la Casa de la Nacionalidad Cubana el Doctor en Ciencias Rafael Acosta de Arriba, investigador, profesor, historiador, crítico de arte, curador, y cespediano raigal, quien tuvo a cargo la conferencia inaugural por la 25 edición de la Fiesta de la Cubanía y el 27 evento teórico Crisol de la Nacionalidad Cubana.

“Llevo treinta años viniendo aquí y he recorrido el país y observo con el cuidado que los bayamesas aprecian, promueven y preservan los valores patrimoniales, es admirable”, añadió el estudioso de Céspedes y lo prohombres que fundaron la nación, que por azar del destino confluyeron en Bayamo en la medianía del siglo XIX.

Acosta D´ Arriba junto a Damiana Pérez Figueredo en Bayamo Foto: Luis Carlos Palacios.

“Desde 1968 cuando escuché a Fidel hablar en Demajagua por el centenario del inicio de la Guerra de Independencia, el primero en dignificar a Céspedes en el siglo XX pues muchos historiadores lo tenían como el hacendado, rico y dueño de esclavos que había litigado el inicio de la guerra, comencé a estudiar a Carlos Manuel con ahínco y forma parte de mi pasión por la historia¨.

Así prosigue la conversación con este hombre, que tiene el don de la palabra y que mantuvo durante más de media hora a cerca de un centenar de participantes atentos a sus atinadas reflexiones y juicios acerca de sucesos que la historia nos hace llegar demasiado encumbrados o en blanco y negro.

Bijagual, Guáimaro, el 10 de octubre, San Lorenzo, y muchos otros momentos cumbres de la Historia Cubana pasan por el discurso de Rafael como si fuera un filme hablado y nos llevamos una nueva lección de historia.

De Bayamo se siente un hijo, pues en 1980 comenzó a visitar la provincia en busca de verdades históricas y pudo contactar con historiadores como Wilfredo Naranjo y José Carbonel Alard, con quiénes conoció y descubrió documentos e historias que venían de la transmisión oral y documental.

Admira y siente que el pueblo de Bayamo cuida y preserva la historia, destaca que no se siente cantar el Himno como en otras partes de Cuba, aquí hay un halo mágico, algo espiritual, místico que lo inunda

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *