Montañas de Guisa impulsan programa de desarrollo cafetalero en Granma

Comparte

Plantaciones mejoradas a partir de la aplicación de ciencia y técnica, y un incremento productivo de más de 100 toneladas, evidencian avances en el programa de desarrollo cafetalero en las serranías de Guisa, uno de los municipios de mayor incidencia en la cosecha del grano en la oriental provincia de Granma.

Favorecida por inversiones e introducción de tecnología, tanto de la parte cubana como a través de proyectos de colaboración con Vietnam e Italia, la iniciativa ha permitido transformar mil 744 de las dos mil 477 hectáreas dedicadas al cultivo, según datos hasta el cierre del pasado año 2018.

Leonel Guevara, director general de la Empresa Agroforestal Batalla de Guisa, explicó que entre los beneficios puestos a disposición de los caficultores y la entidad se encuentran viveros tecnificados para la producción de posturas, despulpadoras, un molino descascarador, mini-laboratorios de calidad, un aula de capacitación, dos sistemas de riego y medios de transporte.

También se remodeló un centro reproductor de entomófagos y entomopatógenos, que ofrece alternativas frente a las limitaciones de productos químicos para el enfrentamiento a plagas y enfermedades, señaló.

En el presente mes de noviembre -dijo- está prevista la recuperación de un antiguo campamento del Ejercito Juvenil del Trabajo, con el cual podrán incorporar unas 400 nuevas hectáreas de tierra al cultivo del café y la siembra de alimentos en la zona de Macanacú.

Sin embargo, los rendimientos en la cosecha cafetalera aún son muy bajos, en apenas 0,16 toneladas por hectárea (t/h), inferior a la media del país (0,23), y por ello continuarán empeñados en la introducción de ciencia y tecnología, subrayó el directivo.

Agregó que para alcanzar la tonelada por hectárea- ya visible en algunas áreas- el 70 por ciento de la siembra en el próximo año 2020 se hará mediante técnicas de injerto o esqueje, con un hoyado más amplio y mayor cantidad de materia orgánica, lo cual favorece el crecimiento, desarrollo y productividad del cafeto.

Incorporada a un proyecto de colaboración con Vietnam, la Unidad Básica de Producción Cooperativa Oscar Martínez, de la comunidad de Los Corrales, muestra resultados que evidencian ascensos de 0,11 a 1 t/h en cafetales renovados, según refirió su administrador Carmelo Almeida.

Las normas de manejo se cumplen sistemáticamente y al pie de la letra, entre ellas poda, deshije, fertilización, conservación de suelos y reposición de fallas; muy diferente a como trabajaban antes, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − two =