Reconocen trayectoria artística del Coro Profesional de Bayamo en espacio de la Uneac

Comparte
Tomada de Radio Bayamo

El Doctor Juan Ramírez Martínez Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Granma y Lorianne Rodríguez Batista Directora de Cultura en el territorio, entregaron sendos reconocimientos al Coro Profesional de Bayamo por la trayectoria artística de casi seis décadas.

El reconocimiento fue entregado en la peña habitual de cada mes, Domingo entre amigos que lidera la conocida estilista y profesora Ana Coronado, miembro de la Uneac, que tiene como sede la casa Dos Columnas de la organización de la vanguardia artística.

Espacio dedicado en esta oportunidad al Coro Profesional de Bayamo por su trascendencia y aportes a la cultura local y nacional, y a los 506 años de fundada la segunda villa, contó con la presencia de niños del coro Vocesitas de Oro que lidera el maestro Juan Arzuaga, otrora cantor de la institución cultural y jubilado pero no retirado de la vida activa artística y pedagógica.

El Coro Profesional de Bayamo se fundó en enero de 1962 por el maestro René Capote Riera, quién dotó a la agrupación de un rico repertorio con fuerte influencia española para el que adaptó hermosos cantos e hizo arreglos musicales y corales.

Tiene sus antecedentes esta agrupación en la Coral de Bayamo, organización vinculada a la vida cultural de más de un siglo de data, cuando la Parroquial mayor, las escuelas y fábricas poseían este tipo de instituciones y era Bayamo catedral de la música coral.

Decir Coro Profesional de Bayamo entraña una gran significación para la historia de la región, ha sido la cantera de formación de músicos y cantores de numerosas generaciones, con más de un siglo de tradiciones corales.

En la actualidad lo dirige la maestra Mercedes Gómez Paumier, y siguen interpretando música sacra y popular, indistintamente. Desde hace varios lustros trabajan con énfasis en la proyección escénica convirtiéndose en un espectáculo que no solo concibe el canto sino también el baile y la actuación.

Además de excelente empaste de diversas tesituras vocales, el realce de las individualidades en interesantes montajes de voces, no se detienen en lo conocido y van por nuevos ritmos, autores, épocas y estilos, lo demuestra la versatilidad al interpretar desde el Ave María, el Mambo número 8 de Pérez Prado al Ojalá que llueva café de Juan Luis Guerra en el mismo concierto.

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *